Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Comuna de La Unión suprime alimentación a un Centro infantil

Se eliminó el pago de salario a una niñera, según el alcalde, por ser pocos los niños

Con limitaciones, las empleadas preparan alimentos para los infantes atendidos en el lugar. fotos edh / Insy Mendoza

Con limitaciones, las empleadas preparan alimentos para los infantes atendidos en el lugar. fotos edh / Insy Mendoza

Con limitaciones, las empleadas preparan alimentos para los infantes atendidos en el lugar. fotos edh / Insy Mendoza

Desde febrero, la alcaldía de La Unión dejó de proveer alimentos para los niños que atienden en el Centro de Desarrollo Infantil (CDI), sitio en que se brinda la enseñanza inicial y en el que atienden a hijos de comerciantes del mercado y personas escasos recursos económicos. Lo peor, según las madres de familia, es que la comuna pretende cerrar el lugar bajo el argumento de que son pocos infantes los que atienden.

El referido centro se ubica en la lotificación Cutuco y el funcionamiento del local es responsabilidad de la comuna unionense. Actualmente son 11 infantes los que asisten al centro de lunes a viernes, mientras sus madres, solteras en la mayoría de casos, realizan trabajos informales o se dedican a las ventas.

Las edades de los niños van de los 10 meses a los cinco años, quienes son atendidos por la administradora del CDI y una cocinera.

Yolanda de Martínez es la educadora y directora, quien asegura desconoce los motivos del porqué ya no les dan la alimentación a los infantes. "De mi dinero compro algunos alimentos y también con la ayuda de algunos parientes es como hemos logrado estar sobreviviendo al menos para darles algo de comidita a los niños".

Agregó que "los niños no tienen una alimentación balanceada, porque ellos necesitan al menos una sopa a la semana".

La situación es tan crítica que cuándo la educadora sale a realizar diligencias, quién queda encargada de cuidar a los niños es la cocinera, pues suprimieron el servicio de niñera. Los pequeños deben ser alimentados tres veces al día, un refuerzo de desayuno, el refrigerio.

Todo eso está corriendo por cuenta y sacrificio de las empleadas, pues la comuna suspendió la entrega de víveres sin darles razones.

El lunes 6 de julio, un equipo de El Diario de Hoy visitó el CDI, en este habían siete niños. La cocinera, Silvia Cruz, les preparó el almuerzo que consistió en arroz con tomate. La mujer explicó que "este será el almuerzo, al menos esto les sustentará un poco, no tenemos más que agregarles".

Confirman que el gas es pagado por la directora, mientras que los alimentos que consisten en granos básicos y de vez en cuando carne, también corren por cuenta de las empleadas.

El alcalde Ezequiel Milla trata de justificar la medida al decir que las veces que ha llegado al CDI solo encuentra seis niños. "En la próxima reunión de concejo abordaremos el tema y vamos a tomar una decisión de qué hacer con el CDI, pero insisto, que es poca la cantidad de niños que llegan por el mismo tema de la inseguridad".

Milla dejó ver que se ha manejado idea de cerrar el centro, al menos en el sitio en que funciona actualmente, pues asegura que prefiere habilitar un local en el mercado municipal, porque no hay riesgo de inseguridad, el costo sería menos y la asistencia de niños aumentaría.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación