Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Comuna limeña se pone al día con cuotas del ISSS

La deuda de la alcaldía era de 242 mil dólares y afectó a los empleados

La comuna tuvo problemas financieros que incluso los llevo a adeudar salarios a los empleados, lo cual ya fue superado. Foto edh / Lucinda Quintanilla

La comuna tuvo problemas financieros que incluso los llevo a adeudar salarios a los empleados, lo cual ya fue superado. Foto edh / Lucinda Quintanilla

La comuna tuvo problemas financieros que incluso los llevo a adeudar salarios a los empleados, lo cual ya fue superado. Foto edh / Lucinda Quintanilla

LA UNIÓN. La deuda que mantenía la alcaldía de Santa Rosa de Lima con el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) ya fue cancelada, según confirmó el alcalde Jorge Rosales.

Las obligaciones, que hasta octubre era de 242 mil dólares y que acumulaba 26 meses, se generó porque la alcaldía retuvo cuotas a los 267 trabajadores y no fueron canceladas a la institución de salud, dejando sin el beneficio a los trabajadores.

Precisamente por la deuda el ISSS demandó ante la Fiscalía General de la República (FGR) en abril pasado a la alcaldía para que cancelara las cuotas.

El edil Rosales dijo que ya habían negociado con la institución y que para octubre cancelarían lo adeudado.

"En octubre pagamos los 242 mil dólares que le debíamos al ISSS", apuntó.

Indicó que una vez cancelado no caerán en el mismo problema porque el descuento que hacen es parte del presupuesto mensual con el que trabajan en la municipalidad.

Explicó que la dificultad que la comuna tiene es la insolvencia económica que arrastran desde hace años y que ahora su gestión busca subsanar el problema.

Por eso mismo mantenía una deuda con la AFP de 192 mil dólares, siempre en concepto de cuotas retenidas a los empleados; además, con el Ministerio de Hacienda de 398 mil dólares de las retenciones a los salarios de trabajadores.

Estas últimas deudas también fueron canceladas, según mencionó el edil limeño, por lo que la única institución con la que estaba pendiente era con el Seguro Social.

"Son nueve mil dólares que pagamos del ISSS al mes; pero ese dinero está incluido en los 213 mil dólares del presupuesto mensual que requerimos para la administración de la municipalidad", dijo el alcalde Rosales.

Ese presupuesto es el que en los últimos meses no han contado por la poca recaudación de impuesto y tasas que han hecho y que les mantenía morosos, incluso con los sueldos de buena parte de los empleados municipales quienes se vieron afectados.

Sin embargo, Rosales explicó que los salarios también han sido cancelados hasta noviembre.

El alcalde dijo que por todas esas dificultades decidieron hacer un préstamo de 195 mil dólares y poder cancelar los sueldos retrasados.

Creen que una vez canceladas estas deudas podrán retomar los pagos mensuales sin mayor complicación, ya que tomarán medidas que les ayuden a recaudar más impuestos y reducir los gastos.

"Debemos recortar gastos, hacer algunas maniobras para garantizar el salario y las prestaciones a los trabajadores, de eso estamos conscientes porque no podemos seguir sacrificando a los empleados", reflexionó el alcalde.

Se buscó la versión y posición de las jefaturas del ISSS a través de su unidad de comunicaciones y prensa; pero después de varias semanas solicitándolo y nunca respondieron, a pesar de que mencionaron vía telefónica que buscarían información del caso.

Mientras que la FGR también se buscó la versión sobre la demanda y como había culminado; sin embargo, en la unidad de comunicaciones indicaron que el fiscal del caso no estaba disponible.

Debido a la deuda con el ISSS, los empleados fueron afectados con los servicios de Salud, aunque eso ya fue superado.

Uno de ellos fue Simeón García, quien dijo en su momento que "desde hace meses nosotros no podemos ir al Seguro porque la alcaldía no paga, pero en mi sueldo bien que me lo están descontando", se quejó.

Agregó que por su avanzada edad se enfermaba con frecuencia, y para poder acceder a la salud debía ir a los hospitales públicos, a pesar de ser un empleado y de tener el derecho a recibir atención en el Seguro Social.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación