Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Común de Izalco celebra también la Semana Santa

Pese a que existen grandes diferencias entre la comunidad indígena y la iglesia católica, durante este tiempo son más aspectos los que los unen que los que los separan. Ambos trabajan para adorar a un mismo Dios

La comunidad originaria de Izalco, conocida también como comunidad indígena, mantiene viva sus tradiciones; y en cada Viernes Santo, de la cuaresma, realiza su Vía Crucis en diferentes barrios del municipio. Fotos EDH / JORGE REYES

La comunidad originaria de Izalco, conocida también como comunidad indígena, mantiene viva sus tradiciones; y en cada Viernes Santo, de la cuaresma, realiza su Vía Crucis en diferentes...

La comunidad originaria de Izalco, conocida también como comunidad indígena, mantiene viva sus tradiciones; y en cada Viernes Santo, de la cuaresma, realiza su Vía Crucis en diferentes barrios del municipio. Fotos EDH / JORGE REYES

Las tradiciones populares que practica la comunidad indígena de Izalco, en Sonsonate, se unen año con año a las celebraciones de la Iglesia Católica, en el marco de la Semana Santa.

Aunque hay variantes entre una y otra, los primeros han sabido integrarse, conservando siempre los valores propios de la cultura y religión de la época precolombina.

Aunque el alcalde del Común de Izalco, Mateo Rafael Latin Coaeuit, reconoce que conservar las tradiciones es algo que les está costando por los avances tecnológicos; pero, que intentan mantener.

"Nosotros tratamos de darle vida (a este tiempo), pero no lo hacemos cuando empieza la Semana Santa, sino desde que comienza la cuaresma", afirma.

Para ellos, el inicio de la celebración lo marca el denominado "Martes de Carnaval", que es un día antes del Miércoles de Ceniza.

"Para nosotros, ese día (el martes) es el fin del tiempo de fiesta y el miércoles comienza el proceso de entrega a lo espiritual", dice.

Es por ello que ese martes es un día de "locura", un día alegre, donde la gente bota sus energías bailando, departiendo alimentos típicos y bebidas tradicionales como la chicha. Incluso, es el último día en que se les permite tener relaciones sexuales. Así lo explica la secretaria de la Alcaldía del Común de Izalco, Margarita Guillén.

"Es algo que heredamos de nuestros ancestros. Ellos nos enseñaron que a partir del Miércoles de Ceniza empieza el tiempo de abstinencia en todo", dice Guillén.

Ella reconoce que aunque existen diferencias entre la iglesia católica y ellos respecto a las creencias, "estamos bastante compaginados respecto a la Semana Santa".

Aunque aclara que todo lo que realizan no lo hacen por "lucirse" frente a la población y los cientos de turistas que llegan al municipio para estas fechas.

"Lo hacemos por convicción, porque sentimos también ese cambio de este tiempo que tenemos que estar en paz con nuestros hermanos y con Dios", asegura la secretaria del Común.

De igual forma opina Latin Coaeuit, quien reafirma que "es mi propia sangre la que me ha impulsado a que luche por tratar de darle vida a algo que nuestros abuelos nos dejaron".

Además, aclara que el acompañar a la iglesia católica en sus tradiciones y compartir algunas creencias es también, en parte, porque no pueden estar creando divisiones con nadie, sino vivir en armonía y paz.

La Semana Santa

Al terminar el tiempo de cuaresma, donde el Común de Izalco también realiza sus propios Vía Crucis cada viernes, llega la añorada Semana Mayor, donde las actividades se incrementan.

Para la comunidad indígena la fecha en la que realizan su única procesión es el Jueves Santo, con la famosa "Procesión de los Cristos", que se caracteriza por sus 16 horas de recorrido, aproximadamente. (Ver nota aparte).

Sin embargo, el Viernes Santo, que es el día más significativo para la Iglesia Católica por la solemnidad del Santo Entierro, ellos lo celebran de manera privada.

Para la Comunidad Indígena es un día espiritual, donde cada quien en lo recóndito de su hogar realiza un ritual especial que nadie puede ver, porque es algo muy íntimo, afirma el alcalde del Común.

Para el Sábado Santo, realizan una fiesta, mientras los católicos ofrendan una vigilia para esperar la Resurrección del Hijo de Dios.

Al finalizar la Semana Santa, ellos continúan con su propio calendario de celebraciones religiosas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación