Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El compost facilita la nutrición de todo cultivo

Es un proceso que igual se puede desarrollar en el jardín de la casa o en cualquier propiedad agrícola

El compost facilita la nutrición de todo cultivo

El compost facilita la nutrición de todo cultivo

El compost facilita la nutrición de todo cultivo

Toda planta necesita de nutrientes y la inversión en fertilizantes químicos puede convertirse en una carga muy elevada.

Frutales, ornamentales o forestales, métodos requieren los mismos macro nutrientes que son nitrógeno, fósforo y potasio. Además necesitan una amplia variedad de micro nutrientes.

En función de este hecho, aprovechar la biomasa generadas por los vegetales es una excelente alternativa para convertirlos en fertilizantes orgánicos.

Eso se logra a partir del principio de que todo lo que consume una planta en su vida, lo devuelve al descomponerse y puede ser aprovechado por las plantas vivas o sea nuestros jardines o cultivares.

Toda la biomasa de las hojas de los árboles, del corte de la grama, los vegetales sobrantes de la cocina, las ramas y troncos generados en la poda, las frutas y especialmente las cáscaras de las frutas o semillas, son insumos que pueden ser aprovechados como una solución al proceso de fertilización de nuestras plantas; especialmente del jardín, del huerto casero o del jardín comestible.

Técnicamente a esta práctica se le llama compostaje, es el proceso biológico aeróbico, mediante el cual los microorganismos actúan sobre la materia biodegradable, convirtiéndola en abono excelente para la agricultura.

El compost es un nutriente que mejora la estructura del suelo y ayuda a la absorción de agua y nutrientes.

Basta separar los componentes de la basura y aquellos de origen vegetal pueden unirse a la biomasa generada en el jardín, para colocarla en capas, en una cámara u hoyo en una esquina del jardín, del cual se obtendrá el fertilizante para las plantas.

Dado que la transformación no es instantánea, es conveniente, hacer dos o tres huecos o cámaras, para aprovecharse en diferentes épocas. O sea, mientras dura la transformación en una cámara, se está utilizando el material de las otras.

No es un proceso complicado. Basta colocar los desechos vegetales, cubrirlos con tierra y esperar unas 12 semanas.

El compost mejora las propiedades físicas del suelo. La materia orgánica favorece la estabilidad de la estructura de los agregados del suelo agrícola, reduce la densidad aparente, aumenta la porosidad y permeabilidad y aumenta su capacidad de retención de agua en el suelo.

Se obtienen suelos más esponjosos y con mayor vida.

Además, mejora las propiedades químicas, aumenta el contenido de macro nutrientes y micronutrientes, la capacidad de intercambio catiónico ( C.I.C ) y es fuente y almacén de nutrientes para los cultivos.

El compost mejora la actividad biológica del suelo al actuar como soporte y alimento de micro organismos que viven a expensas del humus y contribuyen a su mineralización.

La población microbiana es un indicador de la fertilidad del suelo.

En general, aprovechar como fertilizantes los desperdicios caseros biodegradables, genera directamente enormes beneficios económicas y ambientales, además de impulsar una cultura de sostenibilidad ecológica.

Además evitarmos directamente la problemática de la contaminación ambiental y disminuimos los conflictos que surgen en los rellenos sanitarios ó basureros colectivos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación