Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Comercios de Apopa con pérdidas por obras viales

Debido a los trabajos que el Fovial ejecuta en la Troncal del Norte, algunos negocios reportan una reducción en sus ventas desde diciembre

Los trabajos en la Troncal del Norte, en el tramo de Apopa, iniciaron en diciembre. Los comerciantes de la zona exigen que se agilicen las obras. FotoS edh / Omar Carbonero

Los trabajos en la Troncal del Norte, en el tramo de Apopa, iniciaron en diciembre. Los comerciantes de la zona exigen que se agilicen las obras. FotoS edh...

Los trabajos en la Troncal del Norte, en el tramo de Apopa, iniciaron en diciembre. Los comerciantes de la zona exigen que se agilicen las obras. FotoS edh / Omar Carbonero

Las obras viales que el Fovial ejecuta en la carretera Troncal del Norte, desde el kilómetro 11 hasta la entrada de la colonia Popotlán, de Apopa, ha generado que algunos negocios que están ubicados en el tramo donde se hacen los trabajos registren pérdidas.

Los comerciantes se quejan de una baja considerable en las ventas desde hace un mes, cuando iniciaron los trabajos de remoción de la capa asfáltica existente.

Ferreterías, gasolineras, talleres mecánicos, ventas de materiales de construcción e incluso puestos ambulantes de tortas son algunos de los afectados por la poca afluencia de clientes.

"Aquí las ventas han bajado más de un 40 por ciento, desde que empezaron con las obras, a veces, a duras penas logramos hacer el nombre de Dios. Pedimos que trabajen en doble turno para terminar con el trabajo a la mayor brevedad posible", dijo el encargado de una ferretería, quien declinó brindar su nombre.

Igual situación experimenta un local de venta de repuestos y reparación de vehículos, ya que este ha quedado aislado por los trabajos que se desarrollan.

Incluso, pequeños comerciantes que tienen puestos móviles de comida rápida, cerca del Pericentro, se mostraron molestos con los trabajos porque las nubes de polvo siempre están presentes en el lugar. Según los afectados, una pipa pasa regando una vez por la mañana y otra por la tarde, pero eso no es suficiente para aplacar la polvareda.

"¡Cómo es posible que estemos respirando tanto polvo!, deberían de ser más conscientes y mandar a regar agua varias veces al día", dijo Marcela Linares, quien con sus dos hijos esperaba un autobús hacia Tonacatepeque.

La desesperación por los trabajos es evidente en los habitantes de la zona, quienes afirman que no se oponen a las obras, sino a la falta de orden y planificación con la que se llevan a cabo.

Caos por obras viales

Las alternativas para los conductores que viajan desde San Salvador hasta el oriente del país no existen, y no importa si viaja en autobús o automóvil particular porque siempre se encuentra con una larga fila de vehículos que, a vuelta de rueda, avanzan poco a poco unos cuantos metros. El problema se complica aún más en horas de la mañana y tarde, cuando las filas de vehículos alcanzan largos trayectos.

El acelerar las revoluciones del motor, sonar el claxon infinidad de veces, o tratar de sobrepasar en sentido contrario son algunas de las alternativas que ponen en práctica algunos conductores, lo que siempre resulta infructuoso.

"Todo se complica por los conductores de autobuses y microbuses, quienes se estacionan en cualquier lugar para bajar o subir pasajeros", dice Osvaldo Martínez, quien conduce un camión de reparto de mercadería.

En ese tramo de la carretera circulan rastras cañeras, automóviles y camiones comerciales que se dirigen hacia Guazapa, Chalatenango, la frontera El Poy, Guazapa, Aguilares y Nueva Concepción, entre otros destinos.

En esa arteria se estima que circulan unos 30 mil automotores cada día, por lo que la situación se vuelve caótica en las horas de mayor tránsito vehicular.

Si viaja de San Salvador, la fila inicia antes del kilómetro 11 de la carretera Troncal del Norte, cuando las cuadrillas de la empresa constructora encargada de la obra desvían el tráfico al carril que conduce de Apopa a San Salvador, volviéndolo doble sentido.

En algunos tramos, los microbuseros de las rutas 38 y 45 aprovechan la poca presencia de la Policía de Tránsito para sobrepasar en sentido contrario, corriendo el riesgo de originar un grave accidente.

En un recorrido que realizó un equipo de este periódico se constató que solo había dos motociclistas de Tránsito cerca del Pericentro de Apopa.

En el resto del trayecto no se observó delegados de Tránsito o más personal policial que ayudara a gestionar el tráfico vehicular, lo que lo vuelve mas caótico.

Trabajos desde diciembre

Según Fovial, estas obras se enmarcan dentro del plan estratégico de modernización vial del Área Metropolitana de San Salvador, que incluye la renovación total del tramo entre el Reloj de Flores y la Avenida Cipactly, que tiene una longitud de 1.5 kilómetros.

Aquí, la empresa constructora ya retiró la antigua capa de asfalto y avanza en la colocación de la base para la nueva carretera.

El Fondo Vial afirmó que en la ejecución de estos trabajos se han encontrado, por lo menos, tres cárcavas.

Mientras que en el tramo de 2.2 kilómetros, que inicia desde el paso a desnivel ubicado en la entrada a Apopa hasta el centro urbano, ya se ha retirado la antigua capa de asfalto de uno de los dos carriles y se ha colocado unos 300 metros de concreto hidráulico.

La inversión estimada es de unos $ 3, 662,078 dólares.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación