Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Comerciantes de pólvora resienten reducción en venta

Dicen que llegaron menos compradores

Los comerciantes esperan que la venta mejore de cara al fin de año. foto edh / carlos segoviaLas medidas preventivas que bomberos da a los vendedores se han mantenido a lo largo de la temporada.

Los comerciantes esperan que la venta mejore de cara al fin de año. foto edh / carlos segoviaLas medidas preventivas que bomberos da a los vendedores se han...

Los comerciantes esperan que la venta mejore de cara al fin de año. foto edh / carlos segoviaLas medidas preventivas que bomberos da a los vendedores se han mantenido a lo largo de la temporada.

SAN MIGUEL. Para Glenda Funes, la venta de pirotécnicos en la Plaza de Toros de San Miguel ha dejado más desencanto que alegría. Dice que si compara 2013 con las temporadas anteriores, la diferencia es abismal.

La vendedora asegura que para la temporada, entre el 1 de diciembre y ayer, no ha sido tan bonancible para los 36 puestos de venta que su ubican en Plaza de Toros.

"El año pasado vendí todo el producto y este año me ha quedado el 80 por ciento hasta este día (ayer)", aseguró la mujer.

Igual opinión es la de Norma Ventura, quien sostiene que es menos gente la que ha llegado a los puestos a comprar pólvora.

Cree que "la gente ya no quiere gastar el dinero en pólvora".

Pero la reducción en la venta de pólvora no sólo se midió a través de la baja en la demanda, o por la poca incidencia de los quemados, pues la ciudadanía también la percibió al escuchar menos estallidos que en años anteriores.

Elsy Martínez reside en el barrio San Felipe de San Miguel, en donde según la fémina tradicionalmente la quema de pólvora es abundante.

Dice que el 24 de diciembre, la Navidad fue bastante discreta en lo que a quemar pirotécnicos se refiere.

"Se escucharon menos morteros e incluso hubo menos basura que en años anteriores", dijo, para explicar luego que "la gente por fin entendió que la pólvora no es buena para nadie".

La preocupación de los comerciantes aumenta, ya que las malas ventas no permitirán pagar los créditos adquiridos para la compra del producto.

Menos quemados

Lejos de la alarma por la situación económica de quienes venden pólvora hay satisfacción en las autoridades de Salud Pública y Protección Civil ante la reducción de casos de personas quemadas por mala manipulación de pirotécnicos.

La muestra es que durante la Nochebuena se registraron solo dos casos de personas con quemaduras por pólvora en toda la región oriental.

El pasado 24 de diciembre, las autoridades del hospital nacional San Juan de Dios de San Miguel registraban un solo caso de quemados.

Ocurrió en el barrio La Cruz, en donde Virgilio Guillén, de 20 años, resultó con quemaduras en la mano derecha, producto de la explosión de un mortero.

Guillén fue atendido y dado de alta de inmediato.

El otro caso sucedió en cantón San Francisco, en el municipio morazánico de San Simón.

Un adolescente fue la víctima, quien fue ingresado al hospital de San Francisco Gotera en Morazán.

Sus quemaduras no fueron de gravedad, según dijeron en el área de emergencias de ese nosocomio.

Bomberos aseguró que los casos de quemaduras fueron casi nulos en la región, gracias a que la población acató las recomendaciones que se dieron antes y durante las festividades a través de campañas de radio.

Álvaro Funes, bombero destacado en San Miguel, aseguró que las personas "acataron las recomendaciones que les dimos. También los vendedores hicieron su parte en las medidas de prevención".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación