Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Comerciantes migueleños no confían en los planes de Policía

b La PNC aseguró que han bajado los ilícitos, aunque las víctimas no lo perciben

Los agentes de policía realizan registros a transeúntes y en locales comerciales del centro. Foto EDH / Jenny Ventura

Los agentes de policía realizan registros a transeúntes y en locales comerciales del centro. Foto EDH / Jenny Ventura

Los agentes de policía realizan registros a transeúntes y en locales comerciales del centro. Foto EDH / Jenny Ventura

SAN MIGUEL. Teresa R., de 56 años, aseguró ser víctima de extorsión desde hace un año. Dice que no hay confianza en las autoridades, quienes sostienen que en lo que va del año han logrado la disminución de un 80 por ciento en los delitos que se cometen en la zona del centro.

La comerciante afirmó que los vendedores, e incluso sus clientes, son víctima de extorsionistas y ladrones a diario, sin que las autoridades hagan algo por frenar los delitos.

Agregó que más tardan en denunciar las extorsiones o asaltos a la Policía, que en que los pandilleros sepan que los han denunciado.

La mujer, al igual que varios comerciantes, se refirió al despliegue policial que las autoridades de seguridad hicieron el martes en la zona del parque Barrios.

El objetivo es frenar los delitos patrimoniales, la trata de personas y la venta de animales en peligro de extinción; además, la disuasión de delincuentes dedicados a extorsionar personas.

El miércoles, el puesto de venta de la mujer que se ubica en los alrededores del parque Barrios estaba rodeado de agentes policiales y militares. Sin embargo, ni eso le daba seguridad a la comerciante.

Dijo que el hecho que hubiese policías y soldados haciendo presencia en el mercado, no era razón para sentirse seguros o ser una garantía para que disminuyan los delitos porque son sabedores de que el objetivo del plan no es prevenir las extorsiones, sino otros delitos.

"Aquí (los delincuentes) vienen como Juan por su casa, nadie se da cuenta y no denuncio por temor, por que sé que eso de nada sirve", dijo.

Sobre la incidencia de delitos en la zona del centro migueleño, Miguel Ostorga, jefe del Sistema de Emergencias 911, dijo que en lo que va del año lograron reducirlos en un 80 por ciento.

Pese a hablar de reducción, no precisó las cifras que registraron en 2014, y el contraste con los ocurridos en 2013.

Contrario a lo dicho por el oficial, muchos vendedores no perciben tal reducción, tampoco creen que el despliegue policial y militar sea la solución para erradicar faltas patrimoniales, y menos las extorsiones que no son parte de los objetivos del plan.

"Esa no es la solución, hay un puesto policial en el sector, pero los delincuentes se las ingenian para cometer sus fechorías, hemos visto a varios compradores cómo les roban lo que compran", manifestó Teresa R.

Nahún Pérez, otro vendedor, reiteró no ver la disminución como dijo el jefe policial.

"No es que queramos ver los planes de forma negativa; pero aquí la delincuencia no descansa, somos víctimas a toda hora y en cualquier lado, por eso decimos que no es cierta la disminución", dijo.

Coinciden

Guillermo Cruz, jefe del Cuerpo de Agentes Municipales (CAM), afirmó que junto con la Policía y Fuerza Armada han logrado reducir los delitos en un 80 por ciento.

"Los porcentajes que maneja la Policía son los mismos que manejamos nosotros, hemos logrado reducir los delitos en el mercado y centro migueleño", aseguró Cruz.

Sobre el plan que inició el martes, Ostorga dice que tienen localizados puntos donde se comercializan aves en peligro de extinción y se da el delito de trata de personas.

"Las denuncias son pocas; pero si estamos previniendo y en el mercado hemos identificado que vienen bastantes menores de edad", aseguró el oficial de la Policía.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación