Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Comedor Mamá Margarita remodela sus instalaciones

Ellos obtuvieron 50 mil en la gala Ayudando a Quienes Ayudan 2012. para ejecutar estas mejoras

Comedor Mamá Margarita remodela sus instalaciones

Comedor Mamá Margarita remodela sus instalaciones

Comedor Mamá Margarita remodela sus instalaciones

Situado en el corazón del barrio San Miguelito, el comedor Mamá Margarita, a diario recibe a cientos de ancianos e indigentes que llegan con la esperanza de obtener un plato de comida caliente.

Esta obra de la parroquia María Auxiliadora, que nació en 1987, ha buscado una mejora constante, por ello ayer inauguró las remodelación de sus instalaciones.

El acceso principal, las oficinas administrativas, el piso, el área de bodega y refrigeración, son algunas de las áreas en las que se han implementado cambios.

También se ha construido nuevos baños con ducha para los ancianos y además un patio para que sirva como un área de recreación para los adultos mayores.

Todas estas mejoras se lograron gracias al apoyo de la Fundación Gloria de Kriete y el premio Ayudando a Quienes Ayudan, gala en la que quedaron como finalistas, llevándose 25 mil dólares y además un donante anónimo les brindó otra cantidad igual para lograr cumplir el sueño de ampliar y mejorar estas instalaciones, algo que ahora ya es una realidad.

Según el padre Mariano Miranda, párroco de la iglesia María Auxiliadora (Don Rúa) y director de la obra, lo que se ha buscado es crearles un ambiente agradable para que los ancianos se sientan mejor.

"Estamos muy agradecidos porque hemos podido darle una nueva cara a nuestra casa, agradecemos en nombre de los salesianos y el comité del comedor la ayuda que nos han dado para continuar con esta obra", añadió Miranda.

Según el párroco, muchos de los ancianos que llegan a este comedor andan deambulando por las calles de la capital por ello buscan darles un mejor ambiente y en el comedor encuentran una esperanza.

Por su parte Antonio Orsenigo añadió que lo que se busca en este lugar es hacer sentir a estos ancianos que están en familia y que son parte de una comunidad.

Don José Antonio Alfaro, es uno de los adultos mayores que ha llegado todos los días desde hace 20 años recibir sus alimentos, el se mostró agradecido con el comedor y la fundación por los nuevas remodelaciones.

"Esto ha sido sorprendente, los cambios han sido en positivo y nosotros nos sentimos mejor", añadió Alfaro.

Este anciano, 83 años afirma que aparte de la comida, la cual considera una bendición recibirla, ha logrado atención en salud.

"Yo estaba bastante malo de la vista de cataratas y aquí pues gracias a Dios he alcanzado muchas cosas, como mi operación de cataratas, me han dado medicinas, me han ayudado bastante", puntualizó.

Como él, son miles que han visitado el comedor ubicado en la 23a Calle Poniente.

Esta obra de amor comenzó a funcionar en 1987 en una pequeña casa al costado sur del templo, con el entusiasmo de los salesianos, cooperadores y el entonces padre Mauricio Catedral, quien era el párroco, el comedor se fue expandiendo y con el las necesidades.

A diario reciben a 150 ancianos en el desayuno y la misma cantidad en el almuerzo a los que se les da comida gratis.

Según Miranda, el número de ancianos que llega al comedor ha aumentado por lo que aún falta por hacer.

"Uno de nuestros proyectos a futuro es mejorar la cocina, además comprar un horno para que ellos puedan hacer pan y venderlo", dijo Miranda.

Si desea apoyar la causa puede llamar al 2526-9748.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación