Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Clínica está cerrada por la falta de doctor y enfermeras

Inversión en edificio y equipamiento de la unidad de Salud fue de 200 mil dólares y se ejecutó con ayuda extranjera

Pasaquina 04112015.

Vecinos lamentan que las autoridades de Salud no le den la importancia debida al tema de la falta de atención en Santa Clara. | Foto por Insy Mendoza

Vecinos lamentan que las autoridades de Salud no le den la importancia debida al tema de la falta de atención en Santa Clara.

LA UNIÓN. Durante los últimos cinco meses, la Unidad Comunitaria de Salud Familiar del cantón Santa Clara, de Pasaquina, ha permanecido cerrada ante la falta de recurso humano.

Esa situación ha afectado a un promedio de 400 familias que residen en la zona y que lamentan que en la unidad, pese a estar equipada, no se preste servicio a la población.

Las comunidades afectadas con el cierre son Santa Clara, Santa Clarita y El Amatillo, mismas que en 2011 fueron beneficiadas con la construcción de la unidad con apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AID), la organización Médicos del Mundo y la alcaldía de Pasaquina.

Recursos
La inversión que se realizó para ejecutar el proyecto fue de 200 mil dólares que AID donó, para que la obra fuera ejecutada por Médicos del Mundo, luego que la comuna donara el terreno en donde ahora está ubicado el edificio.

La clínica cuenta con equipo para atenciones en medicina general, curaciones, odontología, citología y pediatría. 

Pese a ello, no es usada, por la falta de médicos y enfermeras, responsabilidad que según dirigentes comunales del lugar, es del Ministerio de Salud (Minsal).

Los vecinos hablan de un compromiso de las autoridades de esa cartera de Estado con Médicos del Mundo y la comunidad para brindar la asistencia.

Los habitantes lamentan que un proyecto que esperaron por años y que es gran importancia, esté en abandono.

Además, que esa misma situación los obligue a viajar hasta Santa Rosa de Lima o Pasaquina para pasar consulta, lo que implica gasto en pasaje y tiempo.

Yuris Aragón vive escasos metros de la clínica, pero tiene que viajar hasta Pasaquina para pasar consulta cuando lo requiere.

 “Este año solo un mes antes de las elecciones estuvieron dando consultas los martes y jueves, pero después desaparecieron y ya no la volvieron abrir”, dijo Aragón.

Mabel Villacorta, presidenta de la Asociación de Desarrollo Comunal de Santa Clara, dice que el compromiso que adquirió el gobierno, a través del Minsal, fue asignar el recurso humano y los medicamentos para el funcionamiento del local. Explica que eso lo han cumplido a medias porque en años anteriores han trabajado de tres a cuatro meses, dos veces en la semana.

Agregó que el tema lo han abordado con las autoridades del Ministerio de Salud a nivel regional, quiénes se comprometieron a que enviarían un médico y la enfermera para trabajar cuatro veces a la semana.

“Nada de eso nos han cumplido, al contrario, la han cerrado y la justificación que todos ellos dan cuando preguntamos es que no tienen los recursos”, dijo la mujer.

Juan Pablo Saravia, coordinador de Médicos del Mundo en el país, confirmó que construyeron y equiparon la clínica, y que el compromiso que adquirió el Minsal fue poner el personal para las consultas. 

Agregó que ellos se retiraron de La Unión en 2014 y el ministerio quedó dando las consultas en el lugar.

Por su parte, vecinos dicen estar presionando a las autoridades regionales de Salud para que cumplan con el compromiso que adquirieron con los cooperantes en asignar enfermera y médico para brindar la atención a los lugareños. 

Sobre el tema, el alcalde de Pasaquina, Carlos Ramírez, manifestó que el local permanece cerrado y que desconoce los motivos. 

También se buscó la versión del director de la Unidad de Salud de Pasaquina, encargado de la zona, pero no estaba en la referida clínica a la hora que este medio lo visitó.

También se buscó a Alberto García, encargado del Sistema Básico de Salud Integral en La Unión, pero su secretaria, Beatriz Orellana, dijo que se encontraba en reunión.

Más casos
Pero el caso de Santa Clara no es el único en La Unión. En abril pasado El Diario de Hoy publicó que más de dos mil habitantes del cantón Loma Larga eran afectados con el cierre de la Casa de la Salud.

El problema era el mismo, falta de personal médico asignado de parte del Ministerio de Salud.

La unidad está cerrada desde enero y los habitantes de la zona deben asistir a otras clínicas del sistema nacional de Salud en comunidades cercanas, según confirmaron los vecinos.

Esa clínica fue edificada con apoyo de residentes en los Estados Unidos.
Igual sucede con la casa de salud del cantón El Jícaro, en donde una enfermera es la que se encarga de todo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación