Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cifras que reflejan los graves problemas de abastecimiento

Datos del Ministerio del Medio Ambiente muestran el poco cuidado del recurso

La condición del recurso en el país es crítica y, aunque existe mucha agua, cerca de un millón de personas en la zona rural se encuentran sin acceso a ella. Foto EDH / Archivo

La condición del recurso en el país es crítica y, aunque existe mucha agua, cerca de un millón de personas en la zona rural se encuentran sin acceso...

La condición del recurso en el país es crítica y, aunque existe mucha agua, cerca de un millón de personas en la zona rural se encuentran sin acceso a ella. Foto EDH / Archivo

Las cifras que reflejan la situación del agua en El Salvador son bastante alarmantes porque dejan ver la poca conciencia sobre el cuidado del recurso, y más si se toma en cuenta que millares de personas no tienen servicio de agua potable y la mayor parte de ríos se encuentra contaminada.

De acuerdo con la situación del agua que el Ministerio del Medio Ambiente gráfica con números, al menos 1.3 millones de personas se encuentran sin acceso al agua potable por tubería o compartida.

De ese número, 336 mil habitan en la zona urbana, y 950 mil se encuentran en la zona rural del país.

Y para empeorar la situación, al año se desperdician 162 millones de metros cúbicos de agua que produce la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Anda) por fugas, desperfectos, conexiones ilegales y otros factores.

Eso equivale al 47.5 % de lo que produce al año la autónoma. El dato pertenece al estudio que Anda realizó en 2010, y por estar desactualizado, a marzo de 2013 la pérdida del recurso podría ser más.

De acuerdo con el miembro del Foro del Agua, Santiago Rodríguez, en el país existe una cultura del desperdicio, y por ello se requiere de un cambio de visión que permita que todos los habitantes puedan acceder al recurso.

Rodríguez es un férreo defensor del buen manejo de las cuencas, porque son estas las que garantizarán que el agua, como un derecho, llegue a todos los salvadoreños.

Agregó que por eso se requiere con urgencia, que el país cuente con una Ley General de Aguas ya que permitirá priorizar el recurso. Rodríguez lo enumera así: primero, el consumo humano; segundo, dirigido a la agricultura para garantizar la seguridad alimentaria del país.

"La ley va a permitir un cambio de cultura en la población hacia el cuido de la cuenca porque esta es la que provee", explicó.

Para este miembro del Foro del Agua, el uso actual que los habitantes le están dando, va contra el manejo de la cuenca "porque la gente lo ve que el agua solo tiene que ver con Anda, con pozos y cañerías", aseguró.

Regiones hídricas

El mapeo que se ha hecho en el país de las regiones hídricas establece que hay diez. Estas son el río Lempa, Paz, Cara Sucia, Grande de Sonsonate, Mandinga, Jiboa, Bahía de Jiquilisco, río Grande, de San Miguel; Sirama y Goascorán.

A esas regiones se suman siete acuíferos de mayor rendimiento como el valle de Zapotitán, Quezaltepeque-Opico, San Salvador, entre otros.

Sin embargo, a nivel nacional el 88 por ciento de los sitios que se han evaluado presentan limitaciones para el desarrollo de vida acuática, eso significa que se encuentran contaminados por diversos componentes como químicos y otros.

Lo anterior es preocupante porque en el 90 por ciento de los ríos contaminados, todos tienen un cero por ciento de calidad en sus aguas.

El agua como fuente de desarrollo alimentario

El país cuenta con 14 mil 362 hectáreas de cultivo para riego por temporada. De ellas, 10 mil 933 son irrigadas en el departamento de Sonsonate.

Eso dice mucho de la importancia del agua en el país porque a través de ella se obtiene la seguridad alimentaria para sus habitantes.

Pero los salvadoreños aún no ven ese como importante el valor del agua, y por el contrario, se sigue haciendo un mal uso del recurso.

El agua también moviliza la economía del país por medio de la generación de energía eléctrica.

A través de las presas hidroeléctricas a lo largo del río Lempa como lo son la del Guajoyo, Cerrón Grande, 5 de Noviembre y 15 de Septiembre, se generan 472 megawatts de energía; es decir, el 25 por ciento del potencial eléctrico en el país.

Pero si se suma el 20.6 por ciento de energía que se genera a través del vapor de agua, el potencial eléctrico que genera este recurso asciende a 55.6 por ciento megawatts de energía.

Como se ve, el agua es fuente del impulso de la economía del país, sin ella, la generación económica se vería muy afectada en su desarrollo.

De ahí que es importante ver mas allá el recurso hídrico, y para ello la conciencia social es importante para preservarla, de lo contrario todos los habitantes estarán destinados a tener cada día menos agua y con ello, menos vida.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación