Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cierre de tramo en la Juan Pablo II genera caos vial

El proyecto de transporte ha obligado a la empresa a cerrar un tramo que ha complicado el tráfico

Desde la 19a. Avenida Norte hasta el Hospital Médico Quirúrgico se encuentra un cierre parcial que obliga a los automovilistas a utilizar otras calles. Foto EDH / Mauricio Cáceres

Desde la 19a. Avenida Norte hasta el Hospital Médico Quirúrgico se encuentra un cierre parcial que obliga a los automovilistas a utilizar otras calles. Foto EDH / Mauricio...

Desde la 19a. Avenida Norte hasta el Hospital Médico Quirúrgico se encuentra un cierre parcial que obliga a los automovilistas a utilizar otras calles. Foto EDH / Mauricio Cáceres

Ya sea de mañana, al mediodía o por la tarde, el tránsito por la Alameda Juan Pablo II y calles aledañas a la construcción del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss) se han convertido en un dolor de cabeza para miles de automovilistas que transitan por la zona.

Desde el lunes, el cierre del tramo que va desde la 19a. Avenida Norte y 33a. Avenida Norte, frente al hospital Médico Quirúrgico (MQ) del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) por trabajos de concreteo, han venido a complicar el paso y los embotellamientos en la zona.

Ayer los congestionamientos en el sector también estuvieron a la orden del día.

De igual forma, el cierre de este tramo ha dificultado el acceso para las personas que se dirigen hacia Hospital General de ISSS.

"Me ha costado llegar al hospital, tenía una cita y no sé ni por donde tengo que pasar", dijo Angélica Córdova, quien se dirigía al Hospital General.

El tráfico que circula en la Juan Pablo II está siendo desviado de oriente a poniente en la 19a. Avenida Norte hasta conectar con la 1a. Calle Poniente, por esta calle están siendo desviadas algunas rutas que se dirigen hacia Metrocentro.

Otra de las alternativas para poder llegar hacia el poniente de la ciudad es incorporarse en la 19a. Avenida Norte y Calle Guadalupe, para conectar con la prolongación del bulevar Tutunichapa; pero también ahí se ha incrementado el tráfico desde el inicio de la construcción.

Al llegar a la 25a. Avenida Sur el panorama de congestionamiento es similar, el resonar de los pitos se hace notar y no hace falta alguno que se cruza la doble línea amarilla, pues la presencia de la Policía de Tránsito es escasa o nula en la zona.

Uno de los embudos principales y donde se ha generado mayor desorden es en el redondel México, que se conecta con la 33a. Avenida Sur y la calle Los Sisimiles, en las cercanías de Metrocentro y la residencial Decápolis, llenando también otras calles como la Gabriela Mistral.

El malestar tanto de los transeúntes como los automovilistas es evidente debido a las largas filas de vehículos.

"Mire he tratado de buscar por dónde pasar pero no se puede avanzar, el paso por todos lados está complicado y lo peor que se gasta mucha gasolina, ojalá que avancen en este proyecto porque ya estamos aburridos de tantas trabazones y supongo que se va a poner peor el otro mes", dijo Rodrigo Jiménez, quién se dirigía hacia la colonia Miramonte.

Rutas como la 29A y 29 microbús están siendo desviadas en su retorno en la 33a. Avenida Sur hasta salir al 25a. Avenida Sur y parque Cuscatlán.

De Poniente a Oriente los vehículos también son desviados a la altura del Liceo Salvadoreño. Además de los baches en las vías alternativas a la construcción, el paso también se ha hecho difícil en las intersecciones de calles como la avenida Concepción, 10a. Avenida Norte, 8a. Avenida Norte, avenida España; se suman la 9a. y 17a. Avenida Norte donde el paso apenas alcanza para un vehículo, en horas pico en estas intersecciones se hace también un embudo con largas filas de vehículos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación