Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

San Miguel

Cierre de Panamericana se extenderá por un mes

Autoridades del Fovial optaron porque el cierre fuera parcial en el puente Ochoa, pero eso retrasará los trabajos una semana más

ctv-xzf-panamericana

 Tal y como el Fondo de Conservación Vial (Fovial) había anunciado ayer, el kilómetro 131 de la carretera Panamericana en la entrada a San Miguel, fue cerrado por trabajos de ampliación del puente Ochoa, pero a diferencia del plan original, el cierre de la vía fue parcial.


Ese cierre a medias provocará que los trabajos  se extiendan una semana más, lo que indica que el paso por la entrada a San Miguel no será normal por un mes, según el encargado del Fovial en la región oriental, Roberto Pocasangre


“El cierre parcial del puente tendrá como consecuencia que los trabajos se extenderán por una semana más, pues no podremos trabajar al cien por ciento”, explicó.


Inicialmente Fovial, tal y como El Diario de Hoy lo  ha publicado, anunció un cierre total de la via internacional, pero tras analizar los problemas que generaría , sobre todo para el transporte de carga, decidieron dejar habilitado un carril.


La medida, según Pocasangre,   permitirá que no se formen congestionamientos descomunales, dado que por esa zona pasan más de 30 mil vehículos por día, aunque alargará las labores por siete días más de lo inicialmente previsto, que eran tres semanas.


El cierre
La Panamericana fue cerrada a las 9:00 de la mañana de ayer y en cuestión de minutos, el carril de entrada a la cabecera migueleña se tornó con tráfico pesado.


Eso, porque muchos de los automovilistas desconocían del cierre o las vías alternas de ingreso a la ciudad, entre las que están la calle a cantón El Sitio, que conecta con la Ruta Militar, así como  la  calle al cantón El Jalacatal, que se une con la Octava Calle Poniente.


 Esa situación provocó que el desvío que Fovial dispuso para derivar todo el tráfico de la Panamericana a la  vía alterna de entrada, que es la calle principal de la colonia Chaparrastique, luciera saturado de vehículos, aunque con fluidez a la hora de pasar el tramo cerrado.


“Nuestros trabajadores hicieron efectivo el cierre de uno de los carriles del puente Ochoa y guiaron a los conductores a que usaran el paso provisional de la calle Chaparrastique para poder ingresar”, sostuvo Pocasangre.


Agregó que el carril habilitado es usado, y será así, hasta el día en que se haga el cierre total de la carretera, que será dentro de tres semanas, para el paso del transporte de carga y para dar salida a los vehículos livianos y de pasajeros que va de la cabecera hacía la zona central.
Mientras que la entrada será por las vías alternas antes mencionadas.


 Los únicos que podrán ingresar a la ciudad por el carril habilitado serán los furgones y rastras.


Las autoridades mencionaron  que en la última semana de trabajo, tendrán  que cerrar completamente el paso, pues colocarán la última capa de concreto, y para que fragüe el material requieren de nula vibración en la vía.


Pocasangre indicó que para evitar que el tráfico pesado siga circulando por el puente, ya han dispuesto hojas volantes donde anuncian a los automovilistas los trabajos sobre la Panamericana y sugieren tomar otras vías para hacer sus viajes.


“En las fronteras se están entregando volantes a los conductores de carga pesada, para que eviten circular por la zona, pero el cierre siempre será parcial”, mencionó el jefe.


De hecho, el plan inicial contemplaba que todo el transporte de carga  sería enviado a la carretera Litoral, situación que será así una vez se haga el cierre total.


Piden a los automovilistas que si  no es necesario circular por esa zona para entrar o salir de la ciudad, no lo hagan, pues aunque el tráfico avanza con cierta rapidez, la carga vehicular es pesada, más en horas pico.


Molestos, pero pacientes
El cierre de la Panamericana tomó a muchos de los transportistas de carga y particulares por sorpresa, aunque muchos dijeron haberse enterado de la medida en las páginas de El Diario de Hoy.


Marlín Rivera, conductor, aseguró que supo del cierre al leerlo en EDH y que “es un problema que se den estas trabazones, pero a la larga el beneficio es de todos los migueleños y los que usamos la carretera. Dentro de unas semanas esta incomodidad será pasado y tendremos una calle excelente”.


José Suazo, conductor de un furgón placas hondureñas, dijo que “no sabía del cierre, pero pese a que esta calle es muy transitada, el paso por la zona de los trabajos es bastante rápido. Ojala así sea mientras estén en ejecución”.


Otros como Roberto Larios, conductor de un bus del transporte colectivo, aseguró que “toda la vida tapan y lo friegan a uno con el tiempo”.
Al final, los ciudadanos coincidieron, unos molestos y otros más optimistas, que finalmente se va ampliar la totalidad de la vía en la entrada a San Miguel para su beneficio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación