Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cierran festejos en honor a Cristo Negro de Juayúa

b Con misa y procesión solemne cerraron las fiestas

Buena parte del clero de la diócesis de Sonsonate participó en misa patronal. Foto EDH / Iris Lima

Buena parte del clero de la diócesis de Sonsonate participó en misa patronal. Foto EDH / Iris Lima

Buena parte del clero de la diócesis de Sonsonate participó en misa patronal. Foto EDH / Iris Lima

SONSONATE. A sus 76 años, Ana López Cortez ingresó ayer por la mañana al templo del Cristo Negro de Juayúa en Sonsonate, de rodillas, minutos antes de que iniciara la misa solemne en honor al patrono de la ciudad.

Avanzó hasta el altar mayor con una camándula entre sus manos y su cabeza cubierta con una chalina, como símbolo de respeto.

Aunque es originaria de Santiago de María, en Usulután, y residente en San Salvador, viaja año con año, desde hace cinco, hasta este municipio para venerar la imagen del Cristo Negro.

Asegura que lo hace en agradecimiento por favores recibidos.

Sin embargo, prefiere callar los milagros recibidos y entre lágrimas se limita a asegurar que lo hace "porque Él es bueno con nosotros"; y como no tengo dinero para ir hasta Esquipulas, en Guatemala, vengo aquí a Juayúa.

Ella, así como cientos de fieles católicos, abarrotaron la iglesia Santa Lucía de este municipio para participar de la misa patronal, presidida por el obispo de la diócesis de Sonsonate, monseñor Constantino Barrera, junto al párroco, el presbítero Humberto Jesús Ayala.

También aprovecharon para visitar la romería del también conocido como Jesús de los Milagros, instalada esquina opuesta al templo católico, en la 3a. Avenida Norte y 4a. Calle Oriente.

Monseñor Barrera destacó durante la homilía el papel que juega la familia en la sociedad.

"Invito a los matrimonios a seguir preocupándose por la formación espiritual de sus hijos; pues, muchos jóvenes no conocen de Dios porque no se les enseñó", aseguró.

Asimismo, invitó a los fieles católicos a seguir pidiendo favores; pero "comenzando por cumplir nuestras promesas".

Al finalizar el acto litúrgico, que duró dos horas, se llevó a cabo una recepción para el clero católico, reinas y los miembros del comité de festejos.

La actividad fue organizada por la alcaldía de la localidad.

Mientras que los fieles católicos que llegaron desde diferentes puntos del país, algunos en vehículos particulares y otros tantos en excursiones, degustaron platillos típicos en los negocios instalados en los alrededores del parque central.

Además, los visitantes pudieron adquirir diferentes artículos artesanales; así como dulces típicos.

La procesión solemne se llevó a cabo a las 5:00 de la tarde, recorriendo las principales calles de la ciudad encabezada por la imagen del santo patrono. Le acompañaron las reinas de barrios y colonias, autoridades y feligreses.

Por la noche, a partir de las nueve, hubo una fiesta bailable en las principales calles de la ciudad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación