Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En El Chiquirín 125 familias piden ayuda para tener agua potable

b Sibasi asegura que apoyará la cloración del agua en comunidad El Chiquirín.

Los pozos desde donde se suministra el agua, se ubican en una zona donde hay lavaderos públicos. Fotos EDH / INSY MENDOZA

Los pozos desde donde se suministra el agua, se ubican en una zona donde hay lavaderos públicos. Fotos EDH / INSY MENDOZA

Los pozos desde donde se suministra el agua, se ubican en una zona donde hay lavaderos públicos. Fotos EDH / INSY MENDOZA

LA UNIÓN. La insalubridad del agua que consumen mil 205 personas del caserío El Chiquirín, del cantón Agua Escondida, es una preocupación que durante la última década han tenido sus residentes.

No es para menos, desde hace diez años utilizan el líquido a sabiendas que un estudio realizado por una organización no gubernamental determinó que contenía heces humanas, en aquel momento.

Pese a ello, no hubo esfuerzos de parte de las autoridades de ese entonces por solventar y superar esa condición de insalubridad.

Desde aquel momento, la comunidad toca puertas para que alguna institución publica o privada los apoye en el proceso de potabilización.

Eso incluye al Ministerio de Salud, pero no han tenido respuestas positivas.

Antonio Bonilla, dirigente comunal, asegura que hace siete años buscaron el apoyo de Salud mediante una promotora con la idea de clorar el pozo desde donde llevan el agua a las viviendas.

Lamentan que nada ha pasado desde aquel tiempo.

"La muchacha dijo que haría las gestiones, en eso se incapacitó varios meses por maternidad; vino otra promotora y también se le pidió el ayuda hace un año y medio, pero solo se comprometieron a realizar un estudio, que hasta la fecha no han realizado", dijo Bonilla.

Agregó que es necesario que el Ministerio de Salud les brinde asistencia con el estudio del agua y a la vez clorarla por la salud de quienes la consumen.

"En el lugar donde está el nacimiento hay unos lavaderos públicos, incluso dicen que algunos llegan a lavar las bombas que usan para regar insecticidas, todo eso es una contaminación aunque el lugar donde germina tiene su protección de cemento y una tapadera, aún así es peligroso, ya que abastece parte del agua del tanque", aseguró Bonilla.

Dijo que algunos pobladores padecen de insuficiencia renal y que "sospechamos que puede ser causado por la contaminación, quisiéramos que en el nuevo proyecto de cambiar el sistema de agua nos ayude el Ministerio de Salud para clorarla".

Alberto García, director del Sistema Básico de Salud Integral (Sibasi) de La Unión, comentó que desconocía si había alguna solicitud de la comunidad.

Agregó que " estoy dispuesto a reunirme con la directiva de la Asociación de Desarrollo Comunal (Adesco) para coordinar el trabajo que haya que hacer y así clorar el agua, pero primero se debe hacer un estudio".

Acepta que las personas que consumen agua que no es apta para el consumo humano tienen el riesgo de padecer enfermedades gastrointestinales.

El sistema de agua se hace mediante bombeo y es administrado por la misma comunidad desde hace más de 35 años.

Sin embargo, además del problema de insalubridad, los vecinos dicen que debido a que en la zona hay ausoles, el líquido viaja por las tuberías prácticamente hirviendo y derrite las tuberías que son plásticas.

Por ello, quieren cambiar los más de tres kilómetros de tubos plásticos por un material más resistente, y también que el sistema pase de bombeo a gravedad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación