Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Chaparrastique con sismicidad superior a datos dados por MARN

Según Jorge Meléndez, la estación ubicada en la parte alta del volcán sólo puede medir un poco más de mil 300 unidades, pero el dato real supera mil 500

Hasta el cierre de la nota, las autoridades del MARN registraban mil 247 unidades de vibraciones. Foto EDH/ Lucinda Quintanilla

Hasta el cierre de la nota, las autoridades del MARN registraban mil 247 unidades de vibraciones. Foto EDH/ Lucinda Quintanilla

Hasta el cierre de la nota, las autoridades del MARN registraban mil 247 unidades de vibraciones. Foto EDH/ Lucinda Quintanilla

SAN MIGUEL. La probabilidad de un tercera erupción en el volcán Chaparrastique sigue creciendo con el pasar de las horas, eso porque en vez de reducir los niveles de sismicidad interna, siguen incrementando sin control, tanto que ayer por la mañana los medidores alcanzaron su nivel tope con mil 311 unidades hora.

Jorge Meléndez, director de Protección Civil, sostuvo que "los niveles que registran las estaciones son limitados, porque no marcan datos mayores a los mil 300, y los datos reales de sismicidad interna superan las mil 500 unidades hora".

Es decir que la posibilidad de una tercera erupción es cada vez más cercana, si el coloso no logra liberar gas y energía, pues la subida de los movimientos indica el ascenso de magma en la parte interna del volcán.

Ante este desfavorable escenario y la impredecible naturaleza, las autoridades indican que no tienen más remedio que esperar y prepararse para una posible evacuación de unas cinco mil personas de nueve comunidades ubicadas a tres kilómetros del cráter volcánico, para evitar se vean afectados por una nueva erupción.

"No tenemos más que monitorear de forma permanente y tener listas las condiciones para poder evacuar cuando sea necesario", explicó Meléndez.

Agregó que existe la salvedad que la estación ubicada en la parte baja del coloso aún tiene registros bajos de movimientos y eso les da un poco de tranquilidad, pues cuando se dieron las erupciones anteriores esa estación también marcó sismicidad arriba de las 500 unidades.

"Cuando se dio la erupción de diciembre, la sismicidad interna en la estación de la parte alta del volcán superaba las 700 unidades, mientras que la estación Lacayo en la parte baja llegó a los 500", explicó Meléndez.

Hasta ayer, las mediciones de la estación Lacayo, en la parte baja, eran de 180 unidades hora, muy reducidas en comparación a los niveles de la estación en la parte alta del Chaparrastique.

De hecho para las autoridades de Protección Civil la decisión de ordenar una evacuación dependerá de las mediciones que muestre esa estación, pues si las dos estaciones presentan alzas, la tercera erupción es inminente.

"No queremos ordenar una evacuación de inmediato, porque como pueda que suceda una erupción, pueda que no y no queremos perder la credibilidad con la gente", justificó el funcionario.

La mañana del domingo el volcán registró dos pequeñas explosiones con salida de ceniza y gases, mismas que se extendieron al sector sur poniente del volcán alcanzando áreas no habitadas de la finca Lacayo, este fenómeno se registro con mayor énfasis a las 9:40 de la mañana del domingo; sin embargo las autoridades de Protección Civil se pronunciaron por lo ocurrido hasta las 12:30 del mediodía, para decir lo que ocurría y dar algunas recomendaciones en torno a la emanación de la ceniza.

"Nos preocupa la peligrosidad del Chaparrastique, es alta, pero estamos recabando más información", expresaba Meléndez, en uno de los tuits cuando ofrecían conferencia en San Salvador.

Ayer al ser abordado indicó que ellos ofrecieron indicaciones y tomaron medidas preventivas desde un día antes, pues el incremento en la emanación de gases se registró a las 4:00 de la mañana del domingo y que a las 9:00 registraron la explosión y salida de ceniza.

Tercera entrega

Las autoridades de Protección Civil, junto al Fondo Nacional de la Vivienda Popular (Fonavipo), entregaron el tercer cheque para las 259 familias que vivían en total vulnerabilidad por deslaves en el volcán Chaparrastique.

Estas familias fueron las que se acogieron al programa de ayuda del Gobierno para alquilar viviendas mientras pasa la temporada de invierno.

Cada mes reciben 150 dólares para poder alquilar donde vivir y estar fuera del área de mayor peligro a deslaves.

Muchos de los vecinos que reciben esos fondos, efectivamente salieron de sus casas desde hace tres meses para alquilar en otras zonas a lejanas del volcán; sin embargo también existen algunos que son beneficiados pero que hasta el momento se mantienen viviendo en la zona bajo su propio riesgo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación