Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Chaparrastique azota la economía migueleña

Usuarios de los mercados aseguran que los precios de frutas y verduras aumentaron

La expulsión de ceniza del volcán Chaparrastique, en San Miguel, ha afectado la vegetación de la zona; eso incluye algunas áreas de cultivo.

La expulsión de ceniza del volcán Chaparrastique, en San Miguel, ha afectado la vegetación de la zona; eso incluye algunas áreas de cultivo.

La expulsión de ceniza del volcán Chaparrastique, en San Miguel, ha afectado la vegetación de la zona; eso incluye algunas áreas de cultivo.

SAN MIGUEL. La zozobra por la erupción del volcán Chaparrastique comenzó a afectar la economía de los migueleños; hay un incremento el precio de las verduras y frutas.

La expulsión de material volcánico, de las erupciones anteriores, dañó cultivos en las faldas del volcán de San Miguel.

Los periodos de siembra se retrasaron y los costos de cultiva en los pueblos y caseríos ubicados en las faldas del volcán incrementaron en un 50 % su costo, de acuerdo con el alcalde migueleño, Wilfredo Salgado.

Además, empresarios del centro de la ciudad aseguran que las ventas reportan bajas del 20 %.

El edil migueleño declaró que las personas más afectadas, después de los cafetaleros de la zona, son las señoras de los mercados.

Hay comerciantes del mercados de la ciudad de San Miguel que se abastecen de las frutas, verduras y legumbres que provienen de municipios como San Jorge y San Rafael Oriente.

María de la Paz Mejía, vendedora del centro de abastos municipal, explicó que el precio subió y se redujeron las ventas en su puesto. "La cadena va así: el volcán con tanto material que sacó lo que ha hecho es dañar las siembras, de la cosecha que se pensaba quizá solo la mitad se salvó. Entonces, el producto que viene es más caro y nosotros debemos sacar ganancia también", explicó.

Mejía tiene de 57 años de edad y 35 años de vender el mercado; ella abastece su negocio dos o tres veces a la semana y gasta entre trescientos y cuatrocientos dólares para hacerlo.

"Con esos cuatrocientos dólares cuando comenzó todo esto del volcán me daban casi la tercera parte del producto que me daban antes", lamentó.

La comerciante añadió que los migueleños han desistido de comprar los productos por los altos precios.

Los tomates que antes valían diez centavos en los puestos del mercado central de San Miguel, ahora rondan los quince centavos.

Santos Bertila Reyes se quejo de que antes le daban entre 18 y 20 tomates por el dólar y ahora solo le dieron 12; los chiles les cuestan 20 centavos de dólar cada uno y antes valían 10 centavos. Ella cree que el alza tiene que ver con la emergencia del volcán, porque la verdura que compra la llevan del cantón Las Placitas.

Pero ese no es el único caso. La comerciante Estela López tiene problemas para comparar chiles; no solo porque ahora paga más por el saco del producto que paso de costar 12 a 22 dólares; sino porque además no se los quieren llevar desde La Tiendona, en la capital, hasta su negocio en San Miguel. La negativa tiene que ver con el temor que generan las alertas, según declaró López.

Erick Enrique Guzmán, dueño de puestos de carne en el mercado municipal, afirmó que cuando hay alertas o comunicados en televisión del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), el centro de la ciudad queda solo. "El mercado queda sin compradores cuando la gente mira que hay humo sobre el cráter del volcán. Últimamente no se vende la res completa", comentó Guzmán.

Y si los ingredientes están más caros; la comida preparada también.

León López es otro migueleño preocupado por los costos. Él trabaja de chef en esa ciudad y aseguró que su presupuesto se aumentó debido al costo de las verduras, y como consecuencia sus platillos han subido de precio entre 30 y 50 centavos. Los más elaborados puede tener un incremento de dólar, explicó el chef.

En San Miguel, todos los fines de semana se realiza un festival gastronómico, frente a Catedral.

Pedro Fuentes, dueño de una venta de pupusas en dicho festival, aseguró que en los últimos meses, llegó menos gente a pasear y disfrutar con su familia.

El comerciante manifestó que son cuatro los fines de semana en los que no se ha vendido toda la comida.

Empresarios de la ciudad de San Miguel se han acercado al alcalde y le han manifestado la preocupación por el descenso en las ventas.

Pero la mala racha, no se queda en los alimentos sino que se extiende a otros negocios.

Según la evaluación que el edil migueleño hizo de las ventas en sus almacenes, estas han bajado en un 20 %.

A esto se le suma la precaución en la entrega de los electrodomésticos que en varias ocasiones se detuvo por los comunicados de alerta.

La gerente de tienda de un almacén en el centro, Julissa de Mejía, aseguró que en los últimos tres meses no se han logrado las metas de producto.

Según la gerente, entre los clientes hay personas que habitan en Nueva Guadalupe y en Santiago de María.

El MARN y la Dirección General de Protección Civil, emitieron alertas preventivas por la expulsión de material volcánico. Las alertas son constantes y cambiantes durante los últimos meses.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación