Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Chaparrastique, un año de miedo a otra erupción

Mañana se cumple un año del evento que ha mantenido en zozobra a los pobladores

La imagen fue captada minutos después de iniciada la erupción del 29 de diciembre de 2013. foto edh / carlos segovia

La imagen fue captada minutos después de iniciada la erupción del 29 de diciembre de 2013. foto edh / carlos segovia

La imagen fue captada minutos después de iniciada la erupción del 29 de diciembre de 2013. foto edh / carlos segovia

SAN MIGUEL. Mañana el volcán Chaparrastique cumple un año de haber hecho erupción; sin embargo, las condiciones para quienes habitan sus faldas son las mismas de hace 365 días.

Eso significa que siguen sin el apoyo del Gobierno, según lo expresaron ayer muchos pobladores, y continúan con el temor diario de que el coloso erupcione, miedo que acaba una vez entrado el invierno para dar paso a la zozobra que sus viviendas sean destruidas por los deslaves provocados por las lluvias.

Mañana se cumplen 365 días del arranque de la emergencia, pese a ello, los habitantes de más de 20 cantones y caseríos de los municipios de San Miguel, San Jorge, Chinameca y San Rafael Oriente aseguraron que sus condiciones de vida siguen siendo las mismas.

Los pobladores coincidieron en que su vida entera la han pasado en las faldas del coloso, la única casa que conocen.

Amado Segovia tiene 80 años de residir en caserío La Cruz, cantón El Conacastal de Chinameca. El anciano dijo que su vida sigue igual que antes de la erupción, excepto por el miedo que persiste.

"Yo me fui por seis meses con el apoyo que el Gobierno dio, pero ya nos regresaron y acá solo queda esperar a que no pase nada", dijo Amado.

El octogenario fue una de las más de 250 familias que el Gobierno apoyó con subsidio de vivienda por seis meses a cambio de dejar las zonas consideradas de riesgo por erupción y deslaves.

Sin embargo, al igual que él, el resto de familias ya retornaron a sus hogares, ya que la medida era para evitar tragedias provocadas por deslizamientos a causa de las lluvias.

En ese mismo programa se acogió Santa Portillo, quien aseguró que junto a su familia sigue fuera de la zona; pero esta vez por cuenta propia.

Santa tiene su negocio en la zona de La Cruz y todos los días se desplaza desde su nuevo hogar, en San Miguel, hasta su casa de infancia, ese que dejó por el miedo.

"Una noche me fui a dormir a donde mi mamá y viera qué feo le hace el volcán de noche, ellos dicen que no, pero sí le hace feo", contó.

Sostuvo que en los últimos días ha escuchado retumbos, algo coincidente con las mediciones de aumento de actividad sísmica que el Ministerio de Medio Ambiente (MARN) tiene del coloso.

El MARN informó que durante la última semana la actividad del Chaparrastique ha presentado un comportamiento variable, registrándose valores entre 57 y 291 vibraciones internas por hora, aunque con una tendencia a reducir en las últimas horas.

Debido a ello y a lo variable de las mediciones, el MARN mantiene el monitoreo reforzado y hace un llamado a turistas y público en general a no escalar el volcán por la peligrosidad potencial que representa.

Durante la semana las cámaras de vigilancia captaron gases y vapor de agua saliendo desde el cráter que se elevaron entre 50 y 100 metros de altura, los cuales fueron transportados por el viento en dirección suroeste con rápida dispersión.

Además, informó de tres microsismos registrados durante el periodo del 19 al 26 de diciembre, pero que por su pequeña magnitud ninguno fue sentido por la población. Eso indica, según el MARN, la ocurrencia de ascenso de gases, ocasionando pequeñas anomalías en el sistema volcánico.

Sobre el tema, Ricardo Canales, gobernador migueleño y presidente de la Comisión Departamental de Protección Civil, dijo que actualmente hay un 90 por ciento de las familias que retornaron a sus casas después de que finalizó la ayuda del Gobierno y un 10 % se quedó viviendo fuera del volcán.

Indicó que para el próximo año pretenden, con apoyo del Ministerio de Agricultura, sembrar árboles en el coloso como medida para que en el invierno los deslaves lleguen con menos fuerza a las comunidades habitadas y pondrán en marcha un plan para prevenir incendios en el volcán.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación