Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Chalatenango y Cabañas en riesgo de quedar incomunicados

Se agravan daños en tramos de la carretera Longitudinal del Norte

La carretera tiene más de dos meses de que se comenzó a arruinar. Foto edh / Cortesía

La carretera tiene más de dos meses de que se comenzó a arruinar. Foto edh / Cortesía

La carretera tiene más de dos meses de que se comenzó a arruinar. Foto edh / Cortesía

Los daños sobre el kilómetro 125 de la carretera Longitudinal del Norte podrían dejar incomunicados los departamentos de Cabañas y Chalatenango si los problemas de hundimiento siguen agravándose.

Los hundimientos, que se originaron hace dos meses, han ido avanzando y poniendo en riesgo el tránsito de vehículos y personas en esa zona.

Ese tramo de la Longitudinal del Norte lo construyó la empresa Linares, que aún no ha realizado las reparaciones correspondientes.

Los trabajos los tiene que ejecutar dicha constructora porque la garantía de buena obra aún está vigente.

De acuerdo con el gerente de la unidad implementadora de proyectos del Ministerio de Obras Públicas (MOP), Víctor Flores, el problema del hundimiento se dio por el mal manejo de los drenajes en la zona.

Agregó que el MOP ya hizo los estudios geológicos e hidrológicos, y otro de los problemas que encontraron fue el que la empresa constructora depositó un material que sacó de otro lugar "que solo fue volcado en el sitio".

"Ellos (la constructora) pusieron un banco de material y ahí lo dejaron sin ningún tipo de diseño", indicó.

Flores aseguró que la empresa que se agenció la obra, a quien se le entregó el proyecto como "llave en mano", es decir, diseño y construcción, no lo hizo como se estableció.

Según Flores, todo el material que se colocó en la ladera provocó una sobrecarga en la pendiente e interrumpió el flujo subterráneo de las aguas.

Explicó que toda la masa de tierra que se colocó se saturó con el agua y provocó un deslizamiento en el talud que conforma la carretera.

"Por eso tenemos el agrietamiento", aseguró Flores.

Con las lluvias que se han registrado en los últimos días, todo el material seguirá deslizándose hasta llegar a un punto en que todo el tramo se hunda, bloqueando el paso de vehículos y personas, indicó.

Y no solo eso, los departamentos de Chalatenango y Cabañas quedarían incomunicados, además de los caseríos más próximos de la zona como El Huiscoyol, San Nicolás, Trinidad, Copinolapa, entre otros.

Flores explicó que la empresa que construyó el tramo "en caso de que se opusiere hacer todas esas obras, argumentando cualquier otra cosa, entonces que le hagan efectiva la garantía".

La parte técnica ya determinó cuál es el problema que se dio en el tramo; ahora será la gerencia legal del MOP quien tiene que hacer todas las gestiones para que sea reparada la carretera.

Según Flores, las partes ya entraron en contacto para determinar el momento en qué comenzaría a repararse la calle, aunque el tiempo va avanzando y el tramo arruinándose más.

Otro de los tramos que construyó la empresa Linares es el que va del cantón Matazano hasta Nueva Concepción, Chalatenango.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación