Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cerro de Las Pavas, entre la devoción a la Virgen y el comercio

Católicos. Por millares llegaron al Cerro de Las Pavas ayer para orar a la advocación de la Virgen María. El punto negro lo pusieron los vendedores

Las personas tienen la oportunidad de apreciar de cerca la imagen de la virgen de Fatima,, que se ecuentra reposando en una gruta adornada con flores y rosas de distintos colores.Grupos familiares se acercan a la imagen de la Virgen para encender una

Las personas tienen la oportunidad de apreciar de cerca la imagen de la virgen de Fatima,, que se ecuentra reposando en una gruta adornada con flores y rosas...

Las personas tienen la oportunidad de apreciar de cerca la imagen de la virgen de Fatima,, que se ecuentra reposando en una gruta adornada con flores y rosas de distintos colores.Grupos familiares se acercan a la imagen de la Virgen para encender una vela, tocar el vidrio que la protege y orar para

La tradición católica hizo que ayer el Cerro de Las Pavas, en Cojutepeque, Cuscatlán, fuera punto de reunión para millares de fieles que llegaron a orar ante la imagen de la Virgen de Fátima.

En autobuses, vehículos particulares, camiones o a pie, católicos llegaron desde distintas partes del país. Incluso había algunos autobuses con placas guatemaltecas.

Buena parte de los asistentes a los actos religiosos caminó desde la falda del cerro hasta el sitio en que se encuentra la imagen de la Virgen.

Esto como una promesa por algún favor cumplido o simplemente por disfrutar de los paisajes en el recorrido.

Bajo un manto blanco y adornada con numerosas flores, la imagen de la Virgen de Fátima era el centro de atención. El aroma de las flores y el de numerosas velas encendidas inundaban el lugar.

Las actividades comenzaron con la eucaristía presidida por monseñor Jesús Delgado, acompañado de sacerdotes locales, quien pidió a los asistentes que oraran a la Virgen de Fátima por el cese de la violencia en El Salvador, e hizo hincapié en la posición de la Conferencia Episcopal de El Salvador sobre el tema de las pandillas. Los obispos se muestran preocupados por la violencia en general, en especial por el accionar de las pandillas.

La celebración litúrgica se desarrolló bajo la sombra de muchos arboles y finalizó entre cantos, quema de pólvora y aplausos.

Luego uno a uno los devotos fueron subiendo al altar principal de la Virgen, donde podían tocar el cristal que resguarda a la imagen, orar de frente y hasta tomarle fotografías.

La actividad religiosa abrió una oportunidad a los comerciantes, quienes al ver abarrotado el lugar no dudaron en ofrecer distintos productos, desde camisas con mensajes católicos, imágenes de todos tamaños de la Virgen de Fátima, velas y hasta discos con la película de las Apariciones de la Virgen.

Mucha gente se quejó por el comercio que genera la actividad religiosa, pues consideran una falta de respeto que algo tan sagrado como una eucaristía se vea interrumpida con los gritos de vendedores.

La fe y devoción con que las personas llegan a adorar a la Virgen es tanta que hay personas que a pesar de su avanzada edad no dudan en cumplir con la promesa de asistir al cerro.

El 13 de mayo de cada año se convierte en lugar de peregrinación y de fervor católico, en donde numerosas personas recuerdan las apariciones de la Virgen bajo la advocación de Nuestra Señora de Fátima, en Cova de Iría, Portugal, hace 96 años.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación