Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Centro Histórico espera más de mil vendedores

La alcaldía no permitirá que se tomen espacios recuperados

Pie de foto texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto pie foto. foto edh / xxxxx xxxxxxxEl número de vendedores que comercia con ropa se incrementa durante la época de Navidad. Se espera

Pie de foto texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto pie foto. foto edh /...

Pie de foto texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto pie foto. foto edh / xxxxx xxxxxxxEl número de vendedores que comercia con ropa se incrementa durante la época de Navidad. Se esperan 500 de ellos.

El Centro Histórico de la capital se prepara para ser invadido, aún más, por más de mil vendedores que se espera usurparán las calles y otros espacios municipales por la temporada navideña.

Con ese número de ventas, cerca de 500 de ellos andarán deambulando por las calles y crece el riesgo de que se den conatos de violencia entre los nuevos mercaderes y el Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM).

Aunque las calles se verán saturadas de ventas, la alcaldesa en funciones de San Salvador, Gloria de Oñate, advirtió que no permitirán que se tomen los espacios que la comuna ha recuperado con el proceso de ordenamiento.

"Los vendedores tendrán que acatar las recomendaciones del CAM" para que no ocupen los espacios recuperados, indicó la edil.

De hecho, la alcaldía ya recibió solicitudes de vendedores que piden los dejen vender en la Calle Rubén Darío, la prolongación de esta misma calle, la 7a Avenida Norte y otras, aseguró Irvin Rodríguez, quien pertenece a la comisión de ordenamiento de la municipalidad.

Sin embargo, el concejo aún no ha evaluado otorgarle permisos para que se establezcan en esas zonas, aseguró.

Aunque tradicionalmente la comuna les ha dado la aprobación para que vendan durante la temporada de Navidad, dijo Rodríguez.

Una de las calles que más genera problemas entre vendedores y el CAM es la Calle Arce. Por el momento, los vendedores informales se encuentran en canopis y en el sector "no se permitirán más ventas", advirtió Rodríguez.

Aunque los roces en esa calle podrían ser frecuentes por la cantidad de ventas que llegan en noviembre y diciembre y como muestra, el pasado viernes hubo un altercado entre vendedores y agentes municipales, unos por apropiarse de un espacio y los otros por mantenerla libre.

En todo caso, el miembro de la comisión de ordenamiento de la alcaldía dijo que esperan que los vendedores no pretendan tomarse las calles que se han recuperado ni tampoco que vayan a utilizar el momento electoral para provocar desórdenes aprovechando la coyuntura para "generar una pequeña crisis en el Centro Histórico".

Las otras ventas

Los otros espacios en los que por tradición se les permite a los vendedores ubicar sus puestos son todos aquellos que venden productos propios de la Navidad, como nacimientos, árboles y luces.

Una parte de ellos estará en el parque Simón Bolívar y en las plazas Morazán y Gerardo Barrios.

La cantidad de ventas que se ubican en esos tres espacios es de más de 500, aseguró Irvin Rodríguez.

Una vez finaliza la temporada navideña, inmediatamente los vendedores abandonan esos espacios la primera semana de enero.

Rodríguez llamó a la prudencia para evitar enfrentamientos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación