Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Centro Escolar Santa Catalina recuerda a víctimas de terremoto de 1986

En la institución murieron 42 niños soterrados. Tenían entre 6 y 14 años.

Centro Escolar Santa Catalina recuerda a víctimas de terremoto de 1986

El 10 de octubre de 1986, un terremoto destruyó gran parte de la capital. Entre las víctimas se contaron 41 niñas y un niño, quienes murieron soterrados en...

El 10 de octubre de 1986, un terremoto destruyó gran parte de la capital.

Entre las víctimas se contaron 41 niñas y un niño, quienes murieron soterrados en el Centro Escolar Católico Santa Catalina de San Jacinto.
Este viernes, un día antes que se cumplan 29 años del desastre, maestros y alumnas del centro escolar recuerdan a las víctimas, que tenían entre 6 y 14 años de edad.

Ellas quedaron bajo los escombros al desplomarse las paredes de la escuela por la furia del temblor de 7.5 en la escala Ricther. 

Vea también: Apartamentos con bandera roja siguen ocupados


Elsi Bonilla, maestra de tercer grado y quien perdió a tres hijas ese día, recuerda con tristeza los duros minutos de agonia que paso al ver la tragedia.

"Rescaté a la sobrina de una maestra y logré sacar por lo menos a unas 15 niñas, menos a mis hijas", comento Elsi, quien dice recordar el llanto de las niñas pidiendo auxilio.

Las víctimas fueron recordadas con una misa en la Parroquia de San Jacinto, y luego se arregló un altar en uno de los pasillos de la escuela.
Silvia López subdirectora de la institución, quien fungía como maestra en 1986, recuerda que era hora de salida. 

Vea también: VIDEO Recuerdos del terremoto de 1986

"Yo me encontraba afuera del centro educativo y escuche una explosión, y ya no pude ingresar para ayudar y me dediqué ayudar a las niñas desorientadas. Lo más duro para mí fue que yo tuve que reconocer los cadáveres".

Lea también: Salvadoreños recuerdan a las víctimas del terremoto de 1986

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación