Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Centro escolar metapaneco realiza Festival del Maíz

El evento permitió a la institución generar fondos económicos a beneficio de los estudiantes

Este es el segundo año consecutivo que se realiza esta actividad. foto edh / mauricio guevara

Este es el segundo año consecutivo que se realiza esta actividad. foto edh / mauricio guevara

Este es el segundo año consecutivo que se realiza esta actividad. foto edh / mauricio guevara

SANTA ANA. Por segundo año consecutivo, en el centro Escolar Caserío El Desagüe se llevó a cabo el Festival del Maíz. El desarrollo de esta actividad tiene dos objetivos. El primero es fomentar la cultura en los estudiantes y rescatar costumbres y tradiciones de nuestros antepasados.

Por otra parte, las autoridades de este centro educativo aprovechan la ocasión para generar algunos fondos económicos en beneficio de la institución.

El director de la escuela, Francisco Eliseo Landaverde, explicó que con esto "queremos dar la importancia del cultivo. Es base del alimento de este lugar", dijo.

Durante el evento se llevaron a cabo presentaciones artísticas, ventas de productos elaborados a base de maíz y se realizó la elección del rey y la reina del festival.

"Nosotros obtenemos algún beneficio económico, esto sirve para seguir sosteniendo alguna necesidad en la escuela" dijo el director.

Landaverde considera que además de contribuir al fomento de la cultura, estos espacios son necesarios en el centro educativo ya que cuentan con un alto índice de familias desintegradas.

"Con esto pretendemos que las familias se unan de alguna manera. Aquí vienen primos, tíos y los vecinos. Con esto promovemos los valores familiares" dice.

Elección

Luego de las actividades propias del festival, se llevó a cabo la elección del mejor traje elaborado con maíz.

Entre las características que debían cumplir los participantes era que todo el traje estuviera elaborado con tusa, maíz, mazorcas y cualquier derivado de la planta.

Se evaluó el uso de tintes artificiales y la originalidad de cada diseño.

Realizada la deliberación, el jurado calificador eligió al mejor traje, éste fue para la niña Kimberly Nájera.

Posteriormente se dio a conocer a los reyes del festival. Estos se seleccionaron mediante la venta de votos.

Manuel Pérez se convirtió, por segundo año consecutivo, en el rey de este festival. Lo acompaña la estudiante de parvularia, Tatiana Sorto, nueva soberana del evento.

"Cada año vamos mejorando, estamos tratando que nuestras tradiciones no se pierdan" manifestó la profesora Norma Larín.

El desarrollo del Segundo Festival del Maíz fue bien visto por los familiares de los estudiantes.

"Creo que es algo importante porque todos nos involucramos. Los trajes están preciosos y creo que todos deberían ser ganadores" manifestó una de las asistentes, Karla López.

Con dificultades

Este centro educativo es uno de los tantos que han sido golpeados por la delincuencia social.

A inicios del presente año se registró el robo de un equipo de sonido, un retroproyector, amplificador, tres radios, material didáctico, entre otras cosas.

En aquella ocasión las chapas de algunos salones fueron vulneradas. Según los docentes, quienes perpetraron el robo debieron haber tenido mucho tiempo disponible.

La falta de un muro perimetral permite que la escuela se vuelva un blanco para personas que se dedican al robo.

De alguna manera los fondos económicos recolectados a través de esta actividad servirán para palear las necesidades.

"El Ministerio nos da el presupuesto escolar . No es lo suficiente pero sabemos de la falta de recursos que ellos también tienen" dijo el director.

Por ello agradecieron el apoyo brindado por los padres de familia, tanto en la venta de los votos como en la elaboración de los trajes de maíz.

Los habitantes de esta comunidad tienen dos fuentes principales de trabajo.

La agricultura y la pesca en las riveras del Lago de Güija. Esta última se convierte en la actividad productiva más fuerte de la zona.

Las autoridades del centro educativo reconocen que la población a la que ellos atienden es de escasos recursos económicos, por ello en algunas ocasiones tienen que permitirles a los alumnos que se ausenten de las aulas para ayudar al sostenimiento de la economía familiar.

"Muchos estudiantes que son extra edad se quedan en su casa trabajando, hay estudiantes que emigran a los Estados Unidos y ya no continúan" explicó el director.

Actualmente este centro educativo atiende a 335 estudiantes de primero a noveno grado.

El director lamentó que pocos de los estudiantes logren ingresar al bachillerato luego de salir de noveno grado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación