Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Celebran misa por los 10 años de Fundación Inocencia

La organización tiene una década de servir a niños y adolescentes de escasos recursos, que padecen VIH y sida en Hospital Bloom.

El Padre Martín Ávalos entregó un reconocimiento a doña Eileen Simán de Bahaia. Foto EDH /lissette monterrosa

El Padre Martín Ávalos entregó un reconocimiento a doña Eileen Simán de Bahaia. Foto EDH /lissette monterrosa

El Padre Martín Ávalos entregó un reconocimiento a doña Eileen Simán de Bahaia. Foto EDH /lissette monterrosa

Con una misa de acción de gracias, Fundación Inocencia dio inicio a las actividades conmemorativas de su décimo aniversario al servicio a la niñez y adolescencia con VIH y sida.

La ceremonia se llevó a cabo en la capilla San José, del centro comercial Galerías, para agradecer al Creador por toda la labor desarrollada durante una década en el Centro de Excelencia e Inmunodeficiencia (Cenid), del Hospital de Niños Benjamín Bloom, en el que son atendidos un promedio de 500 niños

La misa fue oficiada por el presidente de Fundación Dei Verbum, monseñor Martín Ávalos quién felicitó a los miembros de la organización por la ardua labor que realizan con estos menores con VIH y por todo el amor con que realizan sus labores.

Al culminar la actividad, la junta directiva de Fundación Dei Verbum, entregó un reconocimiento a la presidenta de Fundación Inocencia, Eileen Simán de Bahaia, por su noble labor en pro de la salud, la vida de las personas, especialmente los niños de El Salvador. Asimismo, por su colaboración en proyectos de alto impacto social y espiritual que buscan el bienestar de la sociedad.

Entre lagrimas de emoción y nostalgia, doña Eileen de Bahaia recibió el galardón agradeciendo a todo el equipo que trabaja junto a ella en el Cedid.

"Realmente tenemos un equipo heroico dentro del centro de excelencia, del cual me siento sumamente orgullosa, entre doctores, odontólogos, terapistas, nutricionistas, psicólogos, farmacéuticos, y voluntarios que luchan por atender a los pacientes", expresó la presidenta de Fundación Inocencia.

"Tenemos ángeles en el cielo, pero tenemos con nosotros también a niños y jóvenes que entraron con VIH y que algunos de ellos actualmente trabajan con nosotros y nos sentimos felices de haberles cambiado su vida", añadió de Bahaia.

Añadió que en 10 años se ha logrado avanzar en el tema de VIH en el país, pero que aun falta luchar más.

La presidenta agradeció a todas las entidades públicas y privadas, así como a salvadoreños de gran corazón que han apoyado los programas.

Fundación Inocencia apoya a familias que por su condición de pobreza no pueden solventar las necesidades prioritarias de tratamiento de los niños con VIH y sida. Desde esta fundación se impulsan programas para mitigar el impacto de la enfermedad en familias de escasos recursos.

Además, desde el Cenid brinda formación integral de calidad para mejorar las condiciones de vida de los pacientes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación