Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Celebran "martes de carnaval" en el parque Libertad de Santa Ana

La actividad es realizada cada año un día antes del inicio de la Cuaresma. Organiza la Casa de la Cultura

En la actividad, que se realizó ayer en el parque Libertad, participaron unos 60 estudiantes de diferentes centros educativos de la ciudad de Santa Ana. Foto EDH / Mauricio Guevara

En la actividad, que se realizó ayer en el parque Libertad, participaron unos 60 estudiantes de diferentes centros educativos de la ciudad de Santa Ana. Foto EDH /...

En la actividad, que se realizó ayer en el parque Libertad, participaron unos 60 estudiantes de diferentes centros educativos de la ciudad de Santa Ana. Foto EDH / Mauricio Guevara

SANTA ANA. Por séptimo año consecutivo, la Casa de la Cultura llevó a cabo la celebración del Festival del Cascarón, cuyo objetivo es preservar las tradiciones de nuestro país.

El festival consiste en la participación de estudiantes de primero y segundo ciclo de educación básica de diferentes centros educativos, quienes llevan cascarones decorados con distintas figuras, haciendo uso de elementos naturales y reciclados para complementar el cascarón.

Antes de iniciar la actividad, ayer, se brindó una reseña histórica de la celebración del Martes de Carnaval.

"Es el último día de carnaval que antecede al Miércoles de Ceniza y al inicio de la cuaresma", explicó el miembro del comité de apoyo a la Casa de la Cultura, Ernesto Pineda.

Este año participaron alrededor de 60 estudiantes con diversas figuras.

"Tratamos de impulsar a los niños y los jóvenes para que vayan creando esa cultura y rescatar nuestros juegos tradicionales", manifestó la directora de la Casa de la Cultura, Gertrudis Estrada.

La actividad se planificó desde el pasado mes de noviembre con la elaboración de 800 cascarones, los cuales al final fueron repartidos entre los niños para que estos los "estrellaran en la cabeza de sus compañeros".

"Los cascarones los hicieron nuestros adultos mayores. El resto los compramos nosotros. En total fueron unos 1,200 cascarones los que repartimos", dijo Estrada.

Uno de los criterios que el jurado evaluador calificó para obtener al ganador determinaba que cada participante podría concursar con un cascarón, también se dispuso que se usarían únicamente cascarones naturales.

Los premios de este certamen fueron de 25, 15 y 10 dólares para el primero, segundo y tercer lugar, respectivamente.

El ganador del primer puesto fue el alumno del quinto grado del centro escolar Benjamín Barrera y Reyes, José Miguel Servellón, quien elaboró un pavo color azul.

"Le ayuda a uno para su creatividad y además me gané un premio", expresó el alumno.

La directora del recinto cultural aseguró que buscan a través de actividades como esta generar espacios en donde los niños puedan distraerse de una manera sana y educativa.

"La tecnología nos está arrebatando a nuestros niños de las manos. Ahora ya no se tienen juegos de los que nosotros vimos", aseguró Estrada.

Se tenía previsto que participaran alrededor de unos 12 centros educativos.

Sin embargo, fueron pocas las escuelas que atendieron el llamado. Entre ellas los centros escolares Napoleón Ríos, Leopoldo Mayén Torres y la Benjamín Clemente Barrera y Reyes.

"Hoy bajó el número de participantes porque vinieron menos escuelas, pero vamos a seguir trabajando para rescatar los juegos tradicionales de nuestro país", afirmó la directora de la Casa de la Cultura.

Por su parte, padres de familia que acompañaron a sus hijos vieron como positiva este tipo de actividad, pues "cuando ya están en casa en vez de estar en la computadora se dedican a la decoración de cascarones", consideró Raquel Reyes, madre de familia.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación