Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Celebran Festival de La Tierra en Conchagua

Los organizadores son el Comité de Económico de la Parroquia Santiago Apóstol, de Conchagua, lo celebran cada año.

Hubo eucaristía, venta de comida y bebida típica del pueblo, desfile de carrozas y mucha diversión. Foto EDH / INSY MENDOZA

Hubo eucaristía, venta de comida y bebida típica del pueblo, desfile de carrozas y mucha diversión. Foto EDH / INSY MENDOZA

Hubo eucaristía, venta de comida y bebida típica del pueblo, desfile de carrozas y mucha diversión. Foto EDH / INSY MENDOZA

CONCHAGUA. El Consejo Económico de la Parroquia Santiago Apóstol, de la ciudad de Conchagua, celebró el festival dedicado a la tierra con una serie de actividades iniciando con una misa, el ritual de oración a los cuatro puntos cardinales para agradecer a la tierra por las cosechas obtenidas y a la vez pedir que haya más producción de todos los alimentos derivados de ella para el sustento de cada familia salvadoreña.

Hubo venta de comida de la gastronomía del lugar, artesanías, golosinas y el desfile de las carrozas típicas con sus respectivas reinas representando a los cuatros sectores de las comunidades que forman parte de la parroquia.

Por la tarde hubo fiesta con el grupo musical Católico Alto Mando, patrocinado por el alcalde Jesús Medicina y los concejales.

Cada último domingo de agosto se hacen el festival , decenas de familias de los municipios de La Unión, El Carmen, San Alejo, Pasaquina e Intipucá llegan para disfrutar de las comidas y bebidas típicas como la chicha, sopa de gallina india, atol, las pupusas, quesadillas y carnes, entre otras.

René Aguilera, miembro del comité, dijo que desde el año 2006 se viene celebrando. Este festejo "va encaminado al trabajo de la mujer conchagüense y a la Madre Tierra, que nos provee los alimentos y damos gracias a Dios por darnos todo lo que se produce.

Hubo desfile de cinco carrozas típicas con su respectiva reinas representando a las comunidades rurales y urbanas del municipio.

Las ganancias que tienen de las ventas de la comida típica en el festival van a las arcas de la parroquia.

Cada año son más las familias que se unen para participar en el ritual de agradecimiento, que es una tradición dejada por los antepasados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación