Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Celebran con fervor día de María Auxiliadora

b Parroquia Don Rúa festejó el día de su patrona

Los devotos católicos acompañaron a la imagen de la Virgen María Auxiliadora en una procesión. foto edh / jaime anaya

Los devotos católicos acompañaron a la imagen de la Virgen María Auxiliadora en una procesión. foto edh / jaime anaya

Los devotos católicos acompañaron a la imagen de la Virgen María Auxiliadora en una procesión. foto edh / jaime anaya

Cientos de feligreses se congregaron ayer en la parroquia María Auxiliadora, conocida como Don Rúa, situada en el barrio San Miguelito, en la capital; al unísono entonaban alabanzas en honor a su patrona y madre de Jesús.

Desde el 15 de mayo la comunidad católica de la parroquia realizaron novenas, misas solemnes y noches marianas para honrar a la virgen. Pero fue ayer que cerraron con broche de oro esta celebración.

El Papa Pío VII, en 1814, declaró cada 24 de mayo como el Día de María Auxiliadora.

Ayer las familias salesianas y feligreses de la parroquia participaron en una solemne misa, la cual fue presidida por el párroco Mariano Miranda y el Obispo Auxiliar de la Diócesis de San Salvador, monseñor Gregorio Rosa Chávez.

"Pidamos a la Virgen que el país viva en armonía y en paz", fue el llamado que hizo Rosa Chávez a los católicos durante la misa.

Luego solicitó a la concurrencia un minuto de silencio, para que hicieran sus peticiones, y les recalcó que dentro de sus plegarias suplicaran por una solución al problema de violencia que enfrenta la nación y que ha incrementado en las últimas semanas.

Después de la Eucaristía celebrada a las 4:00 de la tarde, la imagen de la virgen fue acompañada por los católicos en una alegre procesión; donde se respiraba un ambiente de espiritualidad generado por los participantes quienes con mucha devoción cantaban y elevaban una plegaria frente a la imagen.

Para los parroquianos, este tipo de actividades los acerca más al amor de la Virgen que auxilia a los cristianos.

"La celebración en esta iglesia es un acto de devoción y fervor hacia María Auxiliadora, que es la benefactora de los cristianos y de los enfermos", dijo Ricardo Obando, un colaborador en la parroquia Don Rúa.

Por su parte el sacerdote salesiano, José Manuel España, dijo que la actividad que congrega a feligreses capitalinos y de diferentes puntos del país deja un mensaje de unidad.

"Esta celebración que se realiza durante nueve días es muy especial, porque nos permite unirnos en oración y además hacer alguna petición especial a la madre de Jesús", puntualizó.

La devoción a la Virgen María se remonta al año 345, en Constantinopla; San Juan Crisóstomo fue el primero en llamarla auxiliadora cuando se dirigió a ella: "Tú, María, eres auxilio potentísimo de Dios".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación