Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Carencias afectan enseñanza en escuela de Ciudad Dolores

Escuela Laura Viuda de Azurdia urge la limpieza de una fosa séptica que genera condiciones insalubres

Carencias afectan enseñanza en escuela de Ciudad Dolores

Carencias afectan enseñanza en escuela de Ciudad Dolores

Carencias afectan enseñanza en escuela de Ciudad Dolores

CABAÑAS. En medio de un clima caluroso en el municipio de Ciudad Dolores, unos 640 niños de diferentes cantones llegan hasta el centro escolar Laura viuda de Azurdia a recibir sus clases diariamente.

Esta escuela, ubicada justo a la entrada del municipio, es una de las principales de esta ciudad; sin embargo, a pesar de su importancia cuenta con una larga lista de problemas que van desde la falta de pintura en las paredes internas y externas, así como otros inconvenientes que están afectando directamente a la población estudiantil.

Uno de los principales problemas de esta escuela es la falta de aires acondicionados en el centro de cómputo.

De acuerdo con el maestro Ronald Hernández, los dos equipos con los que contaban se han arruinado, dejando al centro de cómputo como si fuera "un horno".

"Es imposible dar clases ahí, los niños se sofocan y lo que hacemos es ir de salón en salón. Llevamos la computadora para dar la clase, pero no es lo ideal, lo ideal sería que operaran ellos mismos las computadoras, pero no podemos hacerlo, ya que el centro es demasiado caliente", explicó Hernández.

Por las altas temperaturas de la zona algunos equipos ya se han arruinado, entre ellos computadoras y reguladores de voltaje, esto también debido a un transformador que se encuentra cercano al lugar y hace que el voltaje aumente, explicó el maestro.

Otro de los problemas más apremiantes es la limpieza de la fosa séptica. Según la docente, aunque recién han iniciado con las clases, la fosa ya se encuentra al borde de su capacidad y los maestros sienten que no dará abasto para todo el año.

De acuerdo con la maestra Yulma Rodríguez, el olor de estos desechos a veces llega hasta las aulas y es incómodo e insalubre para los alumnos.

Según la docente, la limpieza de cada metro cúbico cuesta 90 dólares. La escuela ha estimado que necesitan limpiar 44 metros cúbicos que les costaría cuatro mil dólares, dinero con el que tampoco cuentan.

Problemas no acaban

Otra de sus necesidades es la falta de espacios para que los alumnos puedan comer en los recreos o hacer deberes. Ellos antes contaban con cuatro glorietas, que según la docente la mandó a derribar el anterior director para construir unas nuevas; sin embargo, el proyecto no se concretó y solo han quedado las vigas.

"Nosotros queremos ver si con la ayuda de los padres las volvemos a construir porque los estudiantes no tienen dónde comer y protegerse del sol en los recreos", dijo Rodríguez.

Según la maestra Yulma Rodríguez, Fomilenio I estuvo apoyando escuelas de la zona norte del país y ellos fueron beneficiados con el techado de la cancha de baloncesto. "Decidimos priorizar el techado porque los estudiantes no tenían dónde jugar, y con la temperatura de aquí nos ha beneficiado porque ya no están en el sol", explicó.

A pesar de la ayuda que les dio el Fomilenio sus problemas aún no terminan, y aunque han buscado apoyo de la comuna no han sido escuchados. "Ojalá que alguien nos ayude porque estos niños lo necesitan", puntualizó.

Si desea colaborar con esta escuela puede llamar al 2389-2321.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación