Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cárcava pone en riesgo a alumnos de Santa Ana

El hoyo tiene dos semanas de haberse formado

Personas han colocado ramas en la cárcava para evitar un accidente. Foto EDH/ MAURICIO GUEVARA.

Personas han colocado ramas en la cárcava para evitar un accidente. Foto EDH/ MAURICIO GUEVARA.

Personas han colocado ramas en la cárcava para evitar un accidente. Foto EDH/ MAURICIO GUEVARA.

SANTA ANA. La ruptura, aparentemente, de una tubería de aguas negras, ha generado la formación de una cárcava y, además, problemas con los sanitarios del centro escolar Leopoldo Mayén Torres, que se encuentra ubicado en la 3a. Avenida Norte, entre la 8a. y 10a. Calle Oriente.

El agujero se encuentra a unos 25 metros de la entrada de la escuela donde estudian 600 alumnos, desde parvularia hasta noveno grado.

A ellos se suman cientos de personas que a diario transitan por esa vía, que se ha convertido en un riesgo para la integridad física de las personas que corren el peligro de caer en la cárcava.

El director de la escuela, Rafael Figueroa, expresó que la perforación quedó al descubierto hace dos semanas.

Sin embargo, consideró que el problema es más antiguo, pues desde hace un año comenzaron a tener problemas en los sanitarios de los alumnos y el que está destinado a los maestros.

En algunas ocasiones, los inodoros se rebalsan con las aguas residuales, principalmente durante el invierno.

"Ahí debe de haber algo que esté tapando el paso y hace que se regresen (las aguas negras) a la escuela", razonó el director.

La falta de recursos económicos ha impedido, hasta el momento, que la escuela realice una inspección para determinar cuál es la causa que genera el derrame de las aguas negras.

Sin embargo, con el surgimiento de la cárcava, la teoría de que la tubería está quebrada y obstruida con tierra cobra mayor fuerza.

El hueco en la calle, aparentemente, es pequeño.

Pero El Diario de Hoy constató que por debajo del asfalto, el suelo está minado y tiene una profundidad aproximada de un metro.

"El problema es que se puede ir un carro ahí y va a quedar trabado, o una persona que venga sin conocimiento que hay un hoyo se va a golpear", manifestó una residente del sector, quien se identificó únicamente como Marta.

Para evitar que eso ocurra, personas particulares han colocado ramas de árboles en la cárcava.

Aunque aseguraron que están conscientes de que no es esa la solución al problema.

"Sea a quien sea que le corresponda, queremos que tomen cartas en el asunto. No hay que esperar a que ocurra un accidente", señaló el director.

Los padres de familia también demandaron una pronta intervención de la entidad que debe de solucionar el problema.

Más temores

Con la lluvia de los últimos días, la cárcava se ha convertido en un potencial criadero de zancudos, pues en su interior hay agua estancada.

El director de la institución reconoció que esto puede convertirse, incluso, en un problema sanitario en la zona.

Otro problema que han denunciado los residentes en la zona es la falta de tapaderas de los tragantes de aguas lluvias.

Explicaron que hace un par de semanas un niño cayó en el agujero y terminó con lesiones en diferentes partes del cuerpo.

Estas tapaderas fueron hurtadas hace más de tres años, según los denunciantes.

Por su parte, la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Anda), a través de la oficina de comunicaciones, aseguró que no habían recibido ninguna denuncia.

Pero se comprometieron a realizar una verificación en la zona para determinar cuál era el origen de la cárcava.

Hasta ayer en la mañana, todavía no habían llegado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación