Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cárcava en calle El Chupadero es un riesgo para estudiantes

La que en antaño fue vía de acceso colinda con dos instituciones educativas. Uno de los centros escolares es el más afectado

Algunos estudiantes del centro escolar Insa arriesgan sus vidas al utilizar la calle El Chupadero para llegar hasta la institución educativa. Foto EDH / Mauricio Guevara

Algunos estudiantes del centro escolar Insa arriesgan sus vidas al utilizar la calle El Chupadero para llegar hasta la institución educativa. Foto EDH / Mauricio Guevara

Algunos estudiantes del centro escolar Insa arriesgan sus vidas al utilizar la calle El Chupadero para llegar hasta la institución educativa. Foto EDH / Mauricio Guevara

SANTA ANA. Aunque es conocida como Calle El Chupadero, lo que menos cumple es esa función. Un precipicio de casi 20 metros de profundidad tiene en zozobra a residentes del sector y a la comunidad educativa de dos instituciones que colindan con el problema.

Y no es para menos. El agua lluvia del presente invierno ha comenzado a agudizar el problema, minando el terreno de las instituciones educativas.

En el centro escolar Insa, por ejemplo, parte de la malla perimetral de una cancha de fútbol está a punto de colapsar; y el taller de electrotecnia podría ser inhabilitado para los estudiantes por el riesgo que representa.

"No contamos con el espacio físico para readecuar el taller en otra área dentro del Insa", lamenta el director del Insa, Ismael Quijada.

El también docente recuerda que el intento por recuperar la calle comenzó bajo la gestión del alcalde Orlando Mena, quien realizó algunas obras en el último trimestre de 2008 y primero de 2009; pero que no fueron de calidad y se perdieron con las primeras lluvias de 2009.

Niegan información

Este rotativo intentó conocer los trabajos que, a la fecha, ha realizado la alcaldía municipal de Santa Ana en la referida arteria durante la última década, así como la inversión realizada.

Sin embargo, a través de la Oficina de Información y Respuesta (OIR) aseguraron que es "información reservada".

"La información solicitada por su persona hace referencia a un proceso de auditoría de la Corte de Cuentas de la República, lo que podría generar inconvenientes en el proceso investigativo", reza parte de la carta de respuesta a la solicitud realizada.

Según registros de este rotativo, la última intervención a la calle fue a finales de diciembre de 2012, cuando la alcaldía y el Ministerio de Obras Públicas (MOP) intervinieron la vía, gracias a un convenio.

El costo de la obra rondaba los 30 mil dólares e incluiría unos 300 metros de la vía.

Sin embargo, dichos trabajos poco o nada sirvieron, consideraron los afectados; pues, el problema es más grave cada día.

Residentes del sector dijeron que la intervención de la calle debió ser mayor; pues los tramos más dañados quedaron sin ser atendidos.

"Hay pedazos que son intransitables, uno debe de caminar por veredas", se quejó Carmina Herrera, habitante de la zona.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación