Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Capacitan a familias en huertos caseros

b La iniciativa se ha puesto en práctica en Ahuachapán

La iniciativa busca aliviar las condiciones sociales de los ahuachapanecos. foto edh / CRISTIAN DÍAZ Los habitantes ya cultivan sus propia comida y han logrado ahorrar con la canasta básica.

La iniciativa busca aliviar las condiciones sociales de los ahuachapanecos. foto edh / CRISTIAN DÍAZ Los habitantes ya cultivan sus propia comida y han logrado ahorrar con la...

La iniciativa busca aliviar las condiciones sociales de los ahuachapanecos. foto edh / CRISTIAN DÍAZ Los habitantes ya cultivan sus propia comida y han logrado ahorrar con la canasta básica.

Residentes de 70 comunidades del municipio de Ahuachapán han aprendido desde 2011 a cultivar las hortalizas que cultivan, y el excedente que obtienen lo comercializan, lo que les ha permitido generar ingresos económicos en sus grupos familiares.

Por cada comunidad son 20 familias, en promedio, las que han sido beneficiadas con los huertos caseros que impulsa la Unidad Municipal de Desarrollo de la Seguridad Alimentaria y Nutricional (Umdesan), que es una dependencia de la alcaldía.

A ellos se suman alumnos de quince centros educativos de la cabecera departamental que son apoyados por la comuna a través del cultivo de hortalizas, como rábanos, repollo, chipilines, ejotes y pepino, entre otros.

La unidad pone a disposición de la población (infantil, adolescente, juvenil y adulta) información y conocimientos para el logro de la seguridad alimentaria y nutricional por medio de la promoción del uso de tecnología innovadora para el aumento de la producción de alimentos.

Por ello, los insumos que utilizan para el cultivo de las hortalizas son amigables con el medio ambiente y la salud de las personas que los consumen.

Ena Vásquez, residente de la comunidad Calle Vieja, cantón Llano de la Laguna, expresó que desde que inició este tipo de ayuda fue beneficiada.

Relató que lo que produce le ayuda para la preparación de los alimentos de sus dos hijos y su esposo, que cuenta con otro tipo de trabajo.

Entre lo cultivado hay berenjena, pepino, rábano, tomate cubano, olores para las comidas, pipián y chile dulce. "Los beneficios han sido grandes sobre todo por cómo está la situación económica", dijo la señora.

La madre de familia desde corta edad aprendió a cultivar; sin embargo, reconoció que la dependencia municipal la ha capacitado para hacerlo de una forma donde puede obtener mejores resultados, tanto en la cantidad como en la calidad de la producción.

El proyecto también cuenta con el denominado Ecosan (Ecotecnología en Seguridad Alimentaria y Nutricional), que es un espacio físico en el barrio El Centro, donde producen abonos orgánicos para la recuperación de los suelos y, además, donde cultivan una variedad de hortalizas y frutales.

Además sirve como un centro de formación para los ahuachapanecos que tienen el deseo de aprender a cultivar a través de los huertos caseros y mejorar su alimentación.

A esto se suma un modelo de "casita de los mil días", que con ayuda de cooperantes prevén construir en las comunidades beneficiadas.

La coordinadora del área de educación y evaluación nutricional, Roxana de Navarrete, explicó que el propósito del programa es tener un espacio para la evaluación de las mujeres desde su periodo de gestación hasta que el niño tenga dos años.

Esto, con el fin de evitar la desnutrición de los recién nacidos a través de prácticas educativas.

El coordinador de Umdesan, Ricardo Campos, sostuvo que parte de lo que se produce en el Ecosan es comercializado para cubrir algunos gastos; sin embargo, la municipalidad le asigna a la unidad un presupuesto anual de $90,780 para este programa y otros que esta dependencia tiene a su cargo.

La inversión es parte de los fondos propios de la comuna.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación