Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Caos en centro de San Salvador por señalización en la Juan Pablo II

La anarquía vuelve una vez más a las calles principales de la capital. El tráfico colapsa en horas pico

Caos en centro de San Salvador por señalización en la Juan Pablo II

Caos en centro de San Salvador por señalización en la Juan Pablo II

Caos en centro de San Salvador por señalización en la Juan Pablo II

Doris de Arévalo es una capitalina que todos los días madruga para trasladarse desde su residencia, en Mariona, hasta San Marcos, en donde trabaja como secretaria.

Ayer estaba desesperada. Nunca se imaginó que ayer llegaría a su trabajo hasta las 10:00 de la mañana debido al caos vial que se originó por el cierre de la intersección de la Avenida España y la Alameda Juan Pablo II.

Según ella, el congestionamiento iniciaba en la zona del Colegio María Auxiliadora, antes del mercado San Miguelito, y se hacía cada vez más pesado al acercarse a la Juan Pablo II. "El conductor del bus se metía en varias calles y siempre se topaba con el trafico y nunca vimos a ningún policía ordenando la circulación," se lamenta.

"Desde que iniciaron estas obras del Sitramss, todo ha sido igual, ya que las hacen sin ningún tipo de cronograma; ni la empresa constructora ni el gobierno piensan en los usuarios, como ellos no circulan por esta zona, les da igual lo que suframos para llegar a tiempo a los trabajos", aseguró la afectada.

Al igual que Doris, muchos peatones se vieron obligados a llamar a sus lugares de trabajo para avisar que llegarían tarde y caminar largos tramos para buscar los lugares en los que estaban pasando las unidades de transporte colectivo, las cuales desviaron su recorrido debido al cierre de esa intersección.

Inicia semana con caos

Los capitalinos fueron recibidos de las vacaciones de agosto con una nueva sorpresa por parte de las autoridades del Viceministerio de Transporte.

Desde primeras horas de la mañana, una cuadrilla de trabajadores encargados de la señalización en los carriles del Sistema de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss) cerró la intersección de la Avenida España y la Alameda Juan Pablo II en la capital.

El caos no se hizo esperar y, en cuestión de minutos, se originó un megacongestionamiento en las calles aledañas.

Como se ha vuelto ya una costumbre, la ausencia de Policías de Tránsito era absoluta en estas zonas, al igual que de delegados de Tránsito del Viceministerio de Transporte.

La 11ª Calle Oriente, Avenida Cuscatancingo, 10a. Avenida Norte, 9ª Calle Oriente, 2ª Avenida Norte y 5ª Avenida Norte, entre otras, resultaron colapsadas.

En esta ocasión no valió de nada levantarse temprano para evitar el trafico, ya que no había una arteria cercana a la Juan Pablo que luciera despejada.

Esta situación obligó a los conductores del transporte público a buscar calles alternativas para salir de la zona del caos, afectando a miles de usuarios que, a esa hora de la mañana, se trasladaban a sus centros de trabajo.

"No comprendo cómo es posible que todos los días salgan con nuevas sorpresas, los funcionarios no entienden que la gasolina está cara y que se pierde mucho tiempo en las trabazones", declaró Salvador Urrutia, quien maneja un taxi en la capital.

La mayoría de usuarios del transporte público consultados aseguró que este tipo de obras son necesarias, pero que no deben realizar cierres totales sin avisar antes a la población.

La fila de automóviles, en el caso de la Avenida España, iniciaba antes del mercado San Miguelito, mientras que en el caso de la 5ª Avenida Norte, llegaban a la zona del redondel del Bulevar Tutunichapa.

Sin anuncio previo

Como ya es una usanza, el Viceministerio de Transporte no anunció a la población sobre el cierre de esta intersección por los trabajos de señalización del Sitramss.

La misma situación se presentó la semana pasada cuando, sin ningún aviso, clausuraron el acceso entre la 2ª Avenida Norte y la Alameda Juan Pablo II, causando malestar entre los cientos de conductores que se vieron atrapados en las largas filas de automóviles y autobuses.

En esa ocasión se interrumpió el paso de Sur a Norte, afectando los automovilistas que se desplazaban en esos puntos cardinales.

Muchos opinaron que ese tipo de trabajo debería realizarse los fines de semana o, en el mejor de los casos, en horas de la noche para no afectar la circulación vial.

Sin embargo, los ruegos y opiniones de los salvadoreños parecen caer en saco roto, ya aparentemente no son escuchados por los funcionarios encargados de coordinar estas obras.

A través de la Unidad de Comunicaciones del VMT, se afirmó que estos trabajos de señalización forman parte de las obras complementarios del Sitramss.

Sin embargo, aseguraron que la empresa responsable debe realizarlos afectando lo menos posible la circulación vial en esas zonas.

Al parecer, el cumplimiento de esto no fue verificado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación