Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Canjura da un adiós entre sentimientos encontrados

Ayer se despidió del programa Jóvenes Talentos, en la UES, del que estuvo al frente

jóvenes prefieren aprender códigos informáticos

El informe señala que seis de cada diez padres quieren que sus hijos aprendan algún lenguaje informático en vez de un idioma extranjero

Mientras caminaba por uno de los pasillos de la Escuela de Matemáticas de la Universidad de El Salvador (UES), Carlos Mauricio Canjura recordó con nostalgia los 17 años que estuvo al frente del programa de niños y de jóvenes talentos en el campo de las matemáticas y las ciencias.

A partir de hoy será el nuevo ministro de Educación. Ayer llegó muy temprano a la Escuela de Matemáticas, y mientras permanecía de pie en la entrada principal de la Escuela, saludaba a los jóvenes que llegaban a las clases de matemática, física y química; pero ese saludo también supo a despedida.

Para el impulsor y creador del Programa Talentos Matemáticos, esta transición le genera "ciertos conflictos".

Ver crecer a niños que después de formar parte del proyecto de talentos se convierten en jóvenes destacados a nivel nacional e internacional, es una de las mayores satisfacciones de este investigador que laboró por más de 40 años en la Alma Máter.

"Este es mi último sábado formalmente con el programa, me provoca cierta sensación de conflictos; tengo 17 años de estar en el programa", reflexionó.

Pero no solo Canjura tiene sentimientos encontrados. Aunque los jóvenes talentos dijeron que están felices y orgullosos de que haya sido nombrado como el nuevo titular de Educación, lamentaron perder a un excelente maestro.

"Es un poco triste porque siempre ha estado con nosotros, nos ha dirigido y más que todo nos ha apoyado mucho", expresó Antonia Pérez, una joven de 17 años.

En San Salvador hay cerca de 300 jóvenes inscritos en el programa, en Santa Ana 100 y la misma cantidad en San Miguel, según datos de Canjura.

El académico aseguró que el programa de talentos es el que más satisfacciones le ha dejado en toda su carrera profesional. "Uno termina haciendo suyo los éxitos de estos jóvenes, y cuando uno ha participado en la construcción de parte de la vida de ellos , pues el éxito de ellos se goza como propio", valoró.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación