Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El camino de Jesús antes de su Resurrección

La fe y devoción se hizo notar en cada uno de los católicos que acompañaron los Vía Crucis y las procesiones del Santo Entierro. Además, las alfombras adornaron los recorridos

El Santo Entierro recorrió las calles y avenidas del Centro Histórico de San Salvador, el cual fue acompañado por cientos de feligreses . Foto edh / miguel villalta

El Santo Entierro recorrió las calles y avenidas del Centro Histórico de San Salvador, el cual fue acompañado por cientos de feligreses . Foto edh / miguel villalta

El Santo Entierro recorrió las calles y avenidas del Centro Histórico de San Salvador, el cual fue acompañado por cientos de feligreses . Foto edh / miguel villalta

La Iglesia Católica celebró ayer el segundo día del Triduo Pascual y a la vez conmemoró la muerte de Jesús en el Calvario.

Las parroquias, junto a los miles de feligreses, recrearon el Vía Crucis en el que recuerdan las 15 estaciones, y realizaron "Los Encuentros", momento en que las imágenes de personajes bíblicos quedan cara a cara con Jesús de Nazaret.

En el Centro Histórico de San Salvador, la 6a. Calle Oriente, que conecta a la iglesia El Calvario con la de San Esteban, fue testigo de las 15 estaciones del Vía Crucis que vivieron los feligreses.

El incesante sol no detuvo a los cientos de fieles acompañaron la procesión.

Cada estación era un altar, que voluntariamente había sido arreglado por feligreses.

Sara viuda de Guerra tiene más de 15 años de adornar la décima estación para Jesús.

La señora aseguró que es parte de "una tradición" y que los hace "por fe, por amor a Dios y es como un regalo por todo lo que Él hace por nosotros", contó.

Mientras la procesión recorría la conocida "Calle de la Amargura", varios penitentes caminaban con ojos vendados, otros iban hincados, lo que tenían en común es que querían agradecer a Dios por un favor recibido.

El párroco de la iglesia El Calvario, Alfonso Guzmán, pidió a los creyentes seguir los pasos de Jesús y continuar hasta su Resurrección.

"Estamos en un momento de reflexión y no podemos dejar a Jesús solo en su Resurrección, ya que viene uno de los momentos más importantes y la base para los católicos: la Pascua, que es representada por el color rojo", recalcó.

Al llegar al templo El Calvario realizaron el acto conocido como "Los Santos Oficios", que es el momento de la crucifixión de Jesús.

A las 3:00 de la tarde bajaron la imagen e inició la procesión del Santo Entierro de Jesús, la que recorrió las calles y avenidas del Centro Histórico.

Hoy, Guzmán invita a los católicos a ser parte de la procesión de la Soledad, que saldrá a las 3:00 de la tarde y pasará por la Calle de la Amargura.

Fervor en Santa Ana

Los fieles católicos de la parroquia Nuestra Señora de Valvanera, al poniente de la ciudad, inició las actividades propias del Viernes Santo desde tempranas horas.

Decenas de feligreses hicieron las tradicionales alfombras donde pasaría el Vía Crucis. Una a una, las 14 estaciones fueron revividas por los creyentes y, previo a la meditación de la IV estación, se vivieron los tradicionales "Encuentros".

Primero, el del apóstol Juan con Jesús; luego llegó la Virgen María y María Magdalena. Como ya es tradición, este momento fue revivido en el parque del barrio San Antonio, en la bifurcación de la calle que va de Santa Ana a Sonsonate y Chalchuapa.

Los aplausos durante este momento no se hicieron esperar y algunos feligreses que llegaron no pudieron contener las lágrimas de emoción.

"Es importante que como padres de familia inculquemos a nuestros hijos estas tradiciones, pero sobre todo la fe de que Jesús padeció todo esto por amor a nosotros", meditó Mario Linares, que se hizo acompañar de su esposa e hijos.

Los fieles católicos que acompañan esta tradición aseguran que los llena de espiritualidad y confianza; así como los invita a comprometerse aún más a ser mejores personas en las adversidades y a confiar plenamente en Dios.

Por la tarde, las diferentes parroquias de la ciudad realizaron la procesión solemne del Santo Entierro.

En la iglesia Catedral, por ejemplo, salió a las 5:30 de la tarde recorriendo las principales calles y colonias del centro de la cabecera departamental.

Cientos de feligreses acompañaron las actividades que recuerdan la pasión y muerte de Jesús de Nazaret, y que participarán hoy por la noche de la Vigilia Pascual para celebrar la Resurrección del Hijo de Dios.

Poca asistencia en La Unión

El sofocante calor producto de las altas temperaturas fue la principal causante para que muchos feligreses se quedaran en casa y no participar de las actividades del Santo Vía Crucis que se celebró saliendo desde la parroquia San Carlos Borromeo y recorriendo por las principales calles de la ciudad. En comparación con años anteriores fue menos la asistencia de la población a las actividades religiosas en el marco de la Semana Mayor.

Los que asistieron se prepararon con sus sombrillas, sombreros, gorras, o toallas húmedas sobre la cabeza, y otros con su agua de coco para hidratarse. Algunas familias solo acompañaron el recorrido en algunas estaciones y optaron por buscar un poco de sombra para evitar los rayos del sol. Lo que más se vendieron fueron los refrescos, el agua y las minutas.

A otros les afectó que no hubo servicio del transporte urbano para movilizarse, eso implicaba gastar de seis a 10 dólares en taxi. Angelina Hernández asiste cada año al Vía Crucis, y dijo que "no venimos toda la familia porque no podemos dejar sola las casas porque hay temor que los mañosos se vayan a meter a robar, siempre vengo a gozarme, pero hoy solo acompañé la salida y la primera estación porque el calor esta fuerte y eso me afecta a mis problemas de salud, quizás por eso no vino la multitud de personas en comparación a cuatro años".

Otro feligrés es Adalberto Gómez, quien lamentó que cada año disminuya la masiva presencia de los católicos a las actividades religiosas, opinando que "algunos están perdiendo la tradición, pero nos está afectando es el calor y el temor a la delincuencia".

El padre Lorenzo Roque, de la parroquia San Carlos Borromeo, de La Unión, destacó que cada año los feligreses acuden a las diferentes actividades en familia, los niños, ancianos.

Las 14 estaciones dramatizadas estuvieron a cargo de los diferentes grupos de jóvenes de la parroquia y se enfocaron en el camino hacia la Cruz y el calvario de Jesús.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación