Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cambiarán recorridos de buses en Usulután

Medida fue planteada por alcaldía de la localidad a empresarios y autoridades del VMT

Esta es una de las rutas de autobuses que dejarían de pasar por las calles Federico Penado y Grimaldi para poder llegar desde San Miguel a Usulután.

Esta es una de las rutas de autobuses que dejarían de pasar por las calles Federico Penado y Grimaldi para poder llegar desde San Miguel a Usulután.

Esta es una de las rutas de autobuses que dejarían de pasar por las calles Federico Penado y Grimaldi para poder llegar desde San Miguel a Usulután.

USULUTÁN. Las últimas semanas de enero y primeras de marzo de 2014 serán decisivas para la comuna usuluteca, esto porque es cuando tienen planeado hacer efectivo el cambio de recorrido de las rutas del transporte público. Esto como parte del plan de reordenamiento de la ciudad.

El plan, según explicó el alcalde Francisco Meardi, es que el transporte público deje de usar la 1a calle, la calle Federico Penado y la calle Grimaldi, debido a que estas arterias son básicamente la columna vertebral de la ciudad y en horas pico el tránsito de los buseros subiendo pasajeros genera gran congestionamiento.

"Queremos que las calles por donde ahora pasan los transportistas, que son la 1a, la Federico Penado y Grimaldi, queden libres y así se vaya ordenando la ciudad", indicó el edil.

Agregó que ya han hablado con el viceministro de Transporte, Nelson García, para hacer efectivo el cambio de recorrido de las unidades.

"Estuvimos hablando con el viceministro de Transporte y ya quedamos que en cuanto tengamos acordados todos los cambios se los notifiquemos para que él dé el aval", indicó Meardi.

Por ahora las autoridades ya han diseñado algunos de los cambios de recorrido de los autobuses, al menos para las rutas interdepartamentales.

Una representación de la comuna usuluteca ya se ha reunido con los transportistas de las rutas más grandes en la ciudad, la 302 que recorre de Usulután a San Salvador y la 373 que viaja desde Usulután a San Miguel.

La idea es que ambas rutas ingresen por la 18a Avenida Norte, hasta llegar al mercado número cinco, que también será habilitado en las mismas fechas, para posteriormente salir por el baipás donde tomarán los rumbos correspondientes.

"En el caso de la 302, estas unidades podrían entrar por la carretera Litoral, incorporarse a la 18a Avenida, llegar al mercado número cinco y salir por el baipás", explicó el alcalde Meardi.

Mientras que la ruta 373 podría entrar por la 1a calle, desviarse por la Federico Penado y Grimaldi, tomar también la 18a Avenida Norte, llegar al mercado número cinco en la colonia Leiva y luego salir para el baipás, tomando ambas rutas la calle antigua a Santa Elena para llegar a la vía rápida y luego sus destinos normales.

"Los transportistas de la 302 nos decían que cambiáramos el recorrido de ellos, que ingresaran por la calle antigua a Santa María porque es ahí donde ellos tienen su punto de buses, pero estamos estudiando esa y otras propuesta que nos beneficien a todos", dijo el edil.

Aunque reiteró que la que ya han diseñado puede ser la idónea para evitar el tráfico pesado en el centro de la ciudad, pero esta sujeta a modificaciones.

Los que aún no conocen la propuesta de cambios de recorridos son los transportistas urbanos y los que viajan a pueblos cercanos, los cuales también tomarán nuevas rutas para sus viajes, siempre usando las mismas vías que los interdepartamentales.

"Nos hace falta hablar con los transportista urbanos, pero ya hemos hablado con las ruta más grandes de la ciudad y ellos están de acuerdo. Esperamos que el resto la acepte", indicó el alcalde.

Con el cambio de recorridos del transporte público también está inmerso el ordenamiento de la ciudad, pues la nueva ruta incluye que las unidades tengan una parada frente al nuevo mercado, ubicado en las afueras del centro de la ciudad, para facilitar que la gente pueda llegar a comprar a los 280 puestos que tiene la central de abastos.

"Con el cambio de recorrido de los buses, los vendedores del nuevo mercado tendrán la posibilidad de hacer sus compras cerca de donde pasarán los buses", dijo Meardi.

Además incluye el cambio de sentido de varias calles, entre ellas la 6a Calle Poniente que actualmente es doble sentido y quieren convertirla en un solo sentido, y la Avenida Gerson Calixto que parte es doble sentido y parte no, para que sea de un solo sentido, por ser de las vías que más problemas para transitar dan.

Pero no todo será miel sobre hojuelas, pues los usuarios ya están sentando posición con respecto a los cambios que la comuna busca implementar para ordenar la ciudad.

Vilma Rodríguez indicó que "no me parece correcto que vayan a cambiar el recorrido de los buses, porque con esos cambios nos obligarán a tomar más de un bus para llegar a nuestros destinos y eso significará más dinero en pasaje", señaló la mujer.

Mientras que Blacina Rodríguez indicó que "ya estamos acostumbrados a los recorridos de siempre. Si quieren ordenar que lo hagan, pero no afectando a los usuarios con esas medidas", sostuvo.

Por su parte, Juana Flores aseguró que "lo que quieren es que la gente vaya a comprar al nuevo mercado, pero si la gente puede comprar en el centro, ¿qué van a ir hacer tan lejos? Están locos si creen que les va a funcionar esa idea que tienen, sólo nos afectará a todos".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación