Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Calles inundadas por la fuerte lluvia en San Miguel

b El paso de vehículos en carretera El Litoral se vio interrumpido

La inundación se registró en el kilómetro 142 de la carretera El Litoral. foto edh / Carlos Segovia

La inundación se registró en el kilómetro 142 de la carretera El Litoral. foto edh / Carlos Segovia

La inundación se registró en el kilómetro 142 de la carretera El Litoral. foto edh / Carlos Segovia

SAN MIGUEL. Las tormentas de la noche del lunes causaron problemas en distintos puntos de la ciudad de San Miguel, dejando sin paso por varias horas a los conductores que usan la carretera Litoral y la calle principal que de San Miguel lleva a San Jorge en la zona del Chaparrastique.

Según las autoridades, las intensas tormentas causaron que el Río Grande, de San Miguel, se desbordara en la carretera Litoral, a la altura del cantón La Canoa, a eso de las 3:00 de la mañana, hora en que el tráfico se vio interrumpido.

Según Ricardo Canales, gobernador de San Miguel, "las lluvias provocaron la crecida del Río Grande y eso generó la inundación de varios metros de la carretera Litoral".

Agregó que a eso de las 7:00 de la mañana el paso para vehículos pequeños era imposible, y sólo estaban pasando carros altos y camiones, pero aseguró que, a medida la mañana avanzara, el agua retenida iría cediendo el paso a los vehículos.

El pasó fue completamente normal a eso de las 8:00 de la mañana según informaron las autoridades.

Esta es la cuarta ocasión en que esta zona se anega por lluvias y afecta el paso de la carretera internacional.

De hecho, el sábado pasado 15 viviendas ubicadas en el referido cantón resultaron inundadas producto de la crecida del Río Grande.

"El agua alcanzó las casas, pero no se les dañaron sus pertenencias, según nos reportaron", dijo Canales.

Lo que sí pidieron los vecinos afectados con las inundaciones en La Canoa fue la dotación de agua potable, porque los pozos que tienen en sus propiedades y de los cuales se abastecen para el consumo diario, se llenaron de agua contaminada, por lo que temen que se generen enfermedades gastrointestinales.

Las autoridades de Gobernación indicaron que la gestión ya fue hecha y preveían llevar pipas con agua al final de la tarde de ayer.

"Desde hace dos días estamos haciendo la gestión para que esta gente no consuma el agua de sus pozos, que por ahora están contaminados, y puedan recibir agua limpia para su consumo", explicó el funcionario.

En la zona del volcán las autoridades reportaron deslaves desde la parte alta del coloso, que alcanzaron la calle principal y el paso se vio lento por el material desprendido; sin embargo, esta vez los deslaves no alcanzaron casas.

Indicaron que las 13 obras de mitigación que sirven para retener el material que baja con cada tormenta del Chaparrastique, siguen llenas de material pétreo y que las labores de limpieza no se puede reanudar por lo flojo del terreno, a causa de la acumulación de agua. Dicen que deben esperar al menos seis días sin que llueva para retomar acciones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación