Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Los otros antimotines

Buzos, hombres anfibios y rescatistas

Poco se conoce de esta faceta de la Unidad de mantenimiento del orden, están preparados para atender emergencias y realizar diferentes tipos de rescates en condiciones difíciles

Buzos, hombres anfibios y rescatistas

Buzos, hombres anfibios y rescatistas

Buzos, hombres anfibios y rescatistas

Cerca de las 11:00 de la mañana, un helicóptero sobrevuela el Lago de Ilopango y empieza a descender en la cercanías del Turicentro Apulo ante la mirada curiosa de los turistas que se aglomeran a la orilla del lago. Cuando la nave se encuentra a unos cinco metros de tocar el agua, un elemento de rescate de la UMO se lanza en caída libre. Su misión: rescatar a una víctima que está en peligro de morir ahogada. Acto seguido, sus compañeros descienden ayudados por una cuerda. Ya en el agua, después de verificar la condición de la víctima, la sujetan dentro de una camilla para transportarla a la orilla, donde le brindarán primeros auxilios.

La escena es parte de un simulacro realizado por elementos del departamento de rescate de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO), compuesta por ocho buzos, 25 anfibios y 29 rescatistas.

Este equipo está preparado para actuar en emergencias provocadas por catástrofes naturales. En total, son 62 elementos lo que han sido entrenados para realizar rescate vertical, aerotransportado y en espacios confinados, búsqueda en estructuras colapsadas y recuperación de evidencia en lagos o en el mar. De ellos, 24 están realizando cursos par obtener la certificación USAR (Urban Search and Rescue) que les permitirá apoyar en emergencias de desastres a nivel mundial. Serían los primeros salvadoreños en lograr la certificación.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación