Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Buscan con préstamo hacer eficiente Las Pavas

El presidente de la Anda dijo el empréstito ya se encuentra aprobado

Las Pavas es la que abastece de agua potable a la mayor parte del Gran San Salvador. Foto EDH/ Archivo

Las Pavas es la que abastece de agua potable a la mayor parte del Gran San Salvador. Foto EDH/ Archivo

Las Pavas es la que abastece de agua potable a la mayor parte del Gran San Salvador. Foto EDH/ Archivo

La Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Anda) busca corregir las fallas que presenta la planta potabilizadora Las Pavas, en San Pablo Tacachico, departamento de La Libertad, para hacer más eficiente el servicio de agua que sirve al Gran San Salvador a través de ese sistema.

El monto para rehabilitar Las Pavas es de 64.4 millones de dólares mediante intervenciones de ampliación y rehabilitación de obras de infraestructura y sustitución de equipo.

Eso permitirá fortalecer el servicio de agua potable que suministra la autónoma a la población, asegurando la continuidad del servicio.

Con la implementación de ese millonario proyecto se tendría un ahorro aproximado del 25 % en el consumo actual de energía eléctrica; asimismo, un incremento de la capacidad de la planta de 2.4 m3/s a 3.0 m3/s que equivale a 80,000 m3 diarios y se recuperarán 2.5 millones de m3 de agua que se desperdician anualmente en el proceso de retro-lavado.

El presidente de la autónoma dijo el jueves pasado a El Diario de Hoy, que el préstamo ya se encuentra aprobado y lo tomará el Ministerio de Hacienda.

Al tomar el empréstito, Hacienda lo que ha hecho en nombrar como ejecutor a la Anda.

"El préstamo ya fue aprobado al Ministerio de Hacienda" por decisión del presidente Salvador Sánchez Cerén para que fuera el Estado el que tenga que responder en el tema de las mejoras del agua potable, explicó Fortín.

Uno de los problemas que presenta la planta Las Pavas es que la falta de mantenimiento la hace trabajar a un 50 % de su capacidad, en donde pasó de producir 440,000 metros cúbicos diarios de agua potable a 225,600 metros cúbicos diarios.

Los equipos electromecánicos también necesitan cambiarse, ya que la mayor parte de los que se encuentran instalados están obsoletos.

La planta también cuenta con 8 motores eléctricos de 1,700 caballos de fuerza, que de fallar alguno de ellos, la autónoma no tiene equipamiento de reserva para hacerle frente a un problema de ese tipo.

Otro de los problemas que preocupara a la institución son las fugas y el robo de fluidos, en donde se pierde el 47 % del agua que sirve a todos los barrios, colonias y residenciales a nivel nacional.

De acuerdo con el presidente de la Anda, Marco Fortín, al año se pierden 175 mil metros cúbicos de agua, lo que significa una pérdida económica de 128 millones de dólares.

Eso genera grandes inconvenientes a la Anda, porque mientras no resuelva ese problema, el agua se seguirá perdiendo.

Para solucionar esas dificultades, se hace necesario que se cambien todas las tuberías del Gran Salvador, aseguró Fortín.

Agregó que el mandatario ha dado instrucciones el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres; y al secretario Técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, para que busquen líneas de financiamiento.

"Por qué (lo de las líneas de financiamiento), porque se necesitan 279 millones de dólares", detalló.

Según explicó, esos problemas los están encarando porque hubo "20 o 25 años en los que no se trabajo".

Y prueba de ello es que no se cambiaron las tuberías, no se mejoraron los sistemas de agua potable, no se previó el crecimiento poblacional, se dieron factibilidades desordenadas en donde no se pidió ninguna compensación, remarcó Fortín.

Para el caso, ahora lo autónoma hace que las empresas que construyen viviendas edifiquen pozos de infiltración para recarga acuífera, que es uno de los problemas que tienen; o piden pozos de apoyo, indicó.

La falta de esas medidas en las administración pasadas permitió que toda el agua que se necesitaría en la construcción de nuevas viviendas se diera desde el río Lempa.

Fortín aseguró que ahora está trabajando con muchas empresas en esa dirección. "Si se puede trabajar juntos". insistió.

Aseguró que el no le huye a los problemas de abastecimiento de agua potable tiene el Gran San Salvador; pero insistió en que "tengo muchos problemas que he heredado". —EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación