Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Burocracia impide legalizar una lotificación en Nahuizalco

La alcaldía no puede invertir en desarrollo social mientras los habitantes no tengan sus escrituras

Las familias que residen en la lotificación Arrollo Blanco no han obtenido las escrituras debido a que ésta se encuentra ilegal, porque no se agiliza el proceso en el Viceministerio de Vivienda.

Las familias que residen en la lotificación Arrollo Blanco no han obtenido las escrituras debido a que ésta se encuentra ilegal, porque no se agiliza el proceso en...

Las familias que residen en la lotificación Arrollo Blanco no han obtenido las escrituras debido a que ésta se encuentra ilegal, porque no se agiliza el proceso en el Viceministerio de Vivienda.

SONSONATE. Un total de 80 familias que ya cancelaron su parcela en la lotificación Arrollo Blanco, en el cantón El Cerrito, Nahuizalco, no han logrado obtener las escrituras debido a que ésta se encuentra ilegal.

La irregularidad se da pese a que su propietario, José Blanco, ha tratado de legalizarla ante el Viceministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano (VMVDU) desde 1999, es decir, un año después que comenzó a comercializar las parcelas.

La situación genera inseguridad jurídica entre quienes ya pagaron su terreno debido a que aún no son los propietarios debido a la falta de las escrituras.

También lamentaron que la comunidad no sea beneficiada con proyectos sociales, ya que ni instituciones del gobierno, la alcaldía y las Organizaciones No Gubernamental invierten en zonas que se encuentran ilegítimas.

El presidente de la Asociación de Desarrollo Comunal (Adesco), Jorge Borja, explicó que no cuentan con el servicio de agua potable, por lo que las familias se deben abastecer a través de una quebrada que pasa cerca de la lotificación.

Además, las calles no reciben mantenimiento, lo que ocasionan su deterioro, carecen de cordón cuneta y algunas familias lanzan las aguas grises a los accesos, lo que vuelve difícil su tránsito en vehículos en algunos de los tramos.

Sus habitantes son familias de precarios recursos económicos, quienes, debido a la condición irregular del sitio, no pueden gestionar proyectos para mejorar las casas existentes o la construcción de nuevas, ya que la mayoría son de bahareque, de adobe y de lámina.

Diversos procedimientos

El propietario de la lotificación expresó que está en la disposición de superar la problemática y señaló que el retraso se debe a la burocracia que ha tenido que enfrentar ante la dependencia gubernamental.

Ejemplificó que inicialmente le exigieron una área de protección de cincuenta metros para la quebrada que se ubica en la zona limítrofe de la lotificación; pero que no forma parte de esta por estar en una área aledaña.

Luego le establecieron diez metros de protección. Dichos cambios le generaron una tardanza de dos años, debido a las modificaciones en el proceso de legalización.

Asimismo, le cuestionaron que los cables de alta tensión del tendido eléctrico pasaban sobre la zona verde del lugar, cuando en realidad están arriba de la calle principal. La situación se debió a un error de parte de la alcaldía, quien remitió esa información al VMVDU; Sin embargo, después rectificó al reconocer que eran datos incorrectos los que había enviado.

Con documentos y recibos en mano, expresó que la propiedad no está hipotecada, y agregó que está cancelando a profesionales conocedores del tema para continuar el proceso de legalización.

El Viceministerio informó, a través de un correo electrónico, que los criterios de evaluación de los proyectos se encuentran establecidos en la Ley Especial de Lotificaciones y Parcelaciones para Uso Habitacional. Consignó que estos son de obligatorio cumplimiento para los desarrolladores parcelarios para obtener la legalización.

Blanco manifestó que ha cumplido los requisitos exigidos y que su acompañamiento en el proceso demuestra su voluntad por obtener la legalización y proporcionar escrituras a las familias.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación