Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Bondades de las barreras rompe vientos

Diferentes especies pueden ser plantadas con este propósito.

Árboles

 Plantar hileras de árboles de fuste recto, rápido crecimiento y gran capacidad de rebrote, es una manera de reducir el impacto de las corrientes de aire. Las filas... | Foto por elsalv

Todo cultivar esta expuesto al efecto negativo del viento, especialmente cuando el cultivar esta en floración o cargado de frutos. Si no se han establecido barreras de árboles apropiados para detener la fuerza del viento, es probable que se anule la cosecha de un año de los frutales o se tarde  un par de meses en volver a generar la floración, como en el caso de los frutales perennes. y perdamos así las mejores oportunidades de mercado.


Es básico al establecer una barrera rompe viento, seleccionar las especies apropiadas; que sean resistentes al viento, se adapten a las peores condiciones, de preferencia perennifolios, resistentes al mal trato, al fuego y que tengan gran capacidad de rebrote.


Son excelentes prototipos  el volador, que en forma natural genera contrafuertes para soportar el viento y detiene eficientemente la erosión.
Tiene gran capacidad de rebrote y genera de una excelente madera para la armazón de los techos en viviendas construidas bajo el concepto  bioclimático.


Un árbol de volador es de rápido crecimiento, logrando 16 metros a los 6 a 7 años y se desarrolla en cualquier tipo de terreno, aun en los rocosos.


Más opciones


Otros prototipos de árboles adecuados para barrera rompe viento y múltiples usos son: nim, cerezo, copalchío, bala de cañón, barío, carreto, chaperno, chaquiro, chaya, cortez negro, flor amarilla, madrecacao, leucaena, quebracho, duranta, llama del bosque, manzana rosa, mangollano, morro, pepeto, San Andrés.


Es importante tomar en cuenta que vivimos en un país en el que en promedio llueven 1800 mm en cada invierno. Gran parte de esta agua es desperdiciada.


Podemos aprovecharla estableciendo reservorios para superar las sequías y una forma natural de conservar el agua lluvia, es a través de los árboles, los cuáles son los canales naturales que tiene el agua lluvia para infiltrarse al subsuelo y posteriormente surge en los manantiales o da vida a los cultivares.


Es una función adicional de las barreras rompe viento. De lo contrario el agua se va en escorrentía generando la  erosión que empobrece los suelos agrícolas.

Estas barreras rompen las termales, generando micro climas agradables y un ecosistema más promisorio para desarrollar cultivares.
De los árboles que las forman se puede obtener leña, postes, carbón, biomasa para producir fertilizantes, forraje para ganado y se establecen paisajes impresionantes.


 Es conveniente combinar diferentes especies sin perder su función principal, que es evitar el daño que ocasiona el viento en las plantaciones.
Por ejemplo, el nim, además de barrera, ayuda a  proteger las plantaciones de hongos y lepidópteros. Además fija magnesio.


El chaquiro fija hierro al suelo, brinda excelente madera rolliza para postes y techos; mientras que el madrecacao fija nitrógeno y es fuente de forraje para el ganado al igual que la leucaena, Ambos generan más del 20% de proteína en crudo y son excelentes como bosques energéticos.
Como estos, numerosas especies que se usan en rompe vientos brindan beneficios adicionales.


Cuando el viento supera una intensidad determinada, crea dos tipos de efectos negativos:
Mecánicos. Ocasiona daños en flores, frutos, hojas y ramas. Estos elementos pueden ser arrancados, batidos o golpeados por la intensidad del viento.


Fisiológicos. En relación con la floración, el viento anula el vuelo de insectos y abejas con lo cual la polinización  se dificulta. Además aumenta la transpiración; el árbol pierde agua rápidamente y se deshidrata, con la consiguiente desecación, defoliación y debilitamiento general.
Si la plantación está cerca del mar, el problema es el viento salino, que provoca fito toxicidad en los árboles, con lo que el desarrollo se reduce.
La principal defensa contra los efectos mecánicos de este factor  son los corta vientos o barreras rompe vientos. Estos además, disminuyen la evapo transpiración, ahorrando agua de riego.


Las barreras más recomendadas son las constituidas por arboles de fuste recto, crecimiento rápido, de considerable altura, pues una barrera amortigua el frente del viento en una superficie plana hasta 20 veces la altura, o sea que, podemos controlar al viento horizontalmente, de 15 a 20 veces la altura de los árboles plantados.


Los cultivares de caña y cereales también necesitan barreras para evitar los daños. Además, estas barreras son útiles para evitar daños  en las construcciones aisladas como zonas francas o ranchos eco turísticos, generando además de protección, micro climas agradables, saludables y atractivos paisajes.


En el vivero San Andrés le brindan gratuitamente la asesoría para realizar barreras rompe vientos o establecer otras plantaciones. Llame al 2305 0871.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación