Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Bicentenario festejó su tercer aniversario

Niños y adultos disfrutaron de los payasos, quiebra de piñatas, concurso de piscuchas, festival gastronómico y más

Las avestruces gigantes participaron del desfile junto a la Banda Bicentenario e invitados especiales. Foto EDH / Claudia Castillo

Las avestruces gigantes participaron del desfile junto a la Banda Bicentenario e invitados especiales. Foto EDH / Claudia Castillo

Las avestruces gigantes participaron del desfile junto a la Banda Bicentenario e invitados especiales. Foto EDH / Claudia Castillo

El Parque Bicentenario estuvo de fiesta ayer.

Centenares de salvadoreños se sumaron a la celebración, la cual inició con un colorido desfile acompañado de la Banda Paz Bicentenario.

A la marcha se sumaron los famosos chichimecos, las gigantonas de Jocoro, las avestruces y personajes de figuras animadas que hicieron el recorrido por el sendero principal de esta reserva natural.

La actividad también fue acompañada por el alcalde Norman Quijano, miembros del concejo e invitados especiales.

De acuerdo con el edil, desde que se inauguró el parque el 5 de noviembre de 2011, se han registrado más de 630 mil visitas.

"Queremos conmemorar el aniversario del parque de los salvadoreños con muchas actividades", dijo.

A la fecha, el lugar cuenta con áreas de usos múltiples, ciclo vía, picnic, campamentos, senderos peatonales y dispone de una iluminación con tecnología solar.

Mucha diversión

La mañana y tarde se pintó de muchos colores con los juegos inflables, la quiebra de piñatas y las ocurrencias de los payasos del Circo de Cañonazo, que se encargaron del entretenimiento familiar.

No podían faltar la feria artesanal y las ruedas tradicionales, entre ellas la voladora.

Además, los asistentes disfrutaron del festival gastronómico, donde degustaron de diversos platillos típicos.

El sano esparcimiento continuó con la función teatral del "Gato con botas", mientras que la Orquesta municipal se encargó de alegrar a los adultos.

La fiesta siguió con la carrera ciclista, que puso a prueba el espíritu aventurero.

Para rescatar la tradición, la comuna realizó un concurso de piscuchas, haciendo que los adultos volvieran a sus años de infancia.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación