Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Beneficiarán a 250 familias con agua en Meanguera del Golfo

El proyecto iniciará a finales de enero de 2015 y la inversión promedio es de $200 mil

La comuna iniciará el proyecto en enero de 2015 y con este beneficiará a 250 familias del casco urbano. foto edh / insy mendoza

La comuna iniciará el proyecto en enero de 2015 y con este beneficiará a 250 familias del casco urbano. foto edh / insy mendoza

La comuna iniciará el proyecto en enero de 2015 y con este beneficiará a 250 familias del casco urbano. foto edh / insy mendoza

LA UNIÓN Con una inversión aproximada de 200 mil dólares, la comuna de la isla Meanguera del Golfo desarrollará en enero un proyecto de introducción de agua potable en el municipio, beneficiando a más de 250 familias del casco urbano.

Históricamente, las familias que residen en la zona urbana del municipio han tenido problemas con el agua, pues, pese a que cuentan con cinco pozos en el casco urbano, el problema es que el agua es salada, por lo que les sirve solo para lavar y otros oficios.

Por ello, para abastecerse deben comprar el agua o salir al área rural a buscar pozos privados para llenar barriles.

Hay familias que invierten entre 20 y 30 dólares en la compra de agua durante el mes.

Los fondos para el proyecto ya están aprobados y son parte de un reajuste de presupuesto que ha hecho la comuna para solventar la necesidad de los pobladores.

"Para este proyecto hemos hecho una reestructuración financiera, como la distribución de Fodes, créditos, y refinanciamiento de algunos créditos que ya tenía la alcaldía cuando llegué a la administración. Además tenemos y el mejoramiento de la recaudación de los impuestos", dijo el alcalde Luis Dheming.

Agregó que primero realizaron un estudio de factibilidad del proyecto, a lo que sumó que este abastecerá a dos de los tres pozos que hay en el estadio municipal, que se ubica fuera del área urbana.

Según los estudios realizados por la comuna, los pozos tienen la capacidad para brindar el servicio a todo el casco urbano e incluso, es de estos de donde muchos ciudadanos suplen sus necesidades, pero están retirados del centro de la ciudad.

Sobre el proyecto, el agua es apta para el consumo humano, dijeron en la municipalidad.

El edil dijo que "los estudios de la cantidad de agua y calidad nos cubre la demanda de toda la población, la calidad es excelente, pero siempre le daremos un pequeño tratamiento de cloro antes de distribuirla".

Explicó que, de los pozos, el agua será enviada a un tanque de captación con una capacidad de 80 metros cúbicos y de éste será distribuida por gravedad a toda la red de impelencia.

Los pobladores aseguran que tienen años de estar esperando un proyecto de agua en la isla.

Hernán Salinas reside en barrio San Francisco y dice que "tengo 53 años de edad y de vivir en la isla y nunca se ha logrado resolver el problema del agua, pero hoy esperamos que será una realidad, ya estamos inscritos en la alcaldía para ser beneficiado con el agua".

Salinas tiene un gasto de 20 dólares al mes en comprar agua.

"Se compra en un pozo privado el bidón y tenemos que pagar para que la lleven hasta la casa, gasto esa cantidad porque hacemos el esfuerzo en no usar mucha agua", dijo.

Otro habitante que prefirió no revelar su identidad dijo que, "al mes, estoy gastando como 15 dólares porque un bidón de cinco galones me cuesta un dólar con quince centavos, por eso estamos alegres y esperamos que el proyecto sea una realidad".

Mientras que en las comunidades como cantón Salvadorcito y la isla Conchagüita, la comuna buscará los fondos para ejecutar el proyecto de captación de agua lluvia, así como lo hicieron con la zona rural de La Periquera y La Negra.

Cada beneficiario solo invertirá en el costo del medidor de agua y la tubería interna en su vivienda.

Los vecinos esperan que, a partir del primer trimestre de 2015, el problema del agua solo sea un mal recuerdo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación