Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Benefician a familias de zona rural con proyecto de agua

Los caseríos Las Lomas y La Bolsa, del cantón Lomas de San Marcelino en Santa Ana cabo son los que recibieron el proyecto

ctv-hjc-benefician-a-familias-de-zona-rural-con-proyecto-de-agua

De izquierda a derecha: David Izzo, Embajador de Francia en El Salvador; Ricardo Evert Santamaría, presidente del Fonaes; y una de las beneficiadas, Idalia Rosa. | Foto por Cortesía

SANTA ANA. Como un regalo de Navidad adelantado, un total de 32 familias de los caseríos Las Lomas y La Bolsa, del cantón Lomas de San Marcelino en Santa Ana, dejarán de caminar dos kilómetros para ir a traer una cantarada de agua al río más cercano o, en el mejor de los casos, ya no tendrán que invertir entre seis y ocho dólares semanales para comprar agua a los camiones cisterna.

La introducción de un proyecto de recolección de agua lluvia en cada una de sus viviendas, les permitirá recolectar cuatro cántaros de agua al día, lo que equivale a 80 litros por día, proporcionándoles una reserva de agua para, aproximadamente, 120 días en la época más difícil del verano.

El proyecto se enmarca en el programa Techo y Agua, que ejecuta el Fondo Ambiental de El Salvador (Fonaes) desde el año 2004, y que es financiado gracias a un canje de deuda firmado entre los gobiernos de El Salvador y Francia.

Según el Fonaes, este beneficio es parte de la quinta fase del proyecto en el referido cantón, que se encuentra ubicado en la cordillera Apaneca, a más de 1,400 metros sobre el nivel del mar, lo cual hace que en la zona no haya vertientes de agua ni pozos de donde se pueda extraer el agua y, por lo tanto, hace imposible un proyecto de agua tradicional domiciliar.

Además, uno de los estragos causados por los terremotos del año 2001, fue que la acumulación de agua subterránea que estaba a poca profundidad del suelo, descendiera considerablemente, haciendo aún más inaccesible el recurso.

Los fondos
La inversión en esta fase fue de 75 mil 824.68 dólares, entre los aportes del Fonaes ($69,481) y las contrapartidas de la unidad ejecutora ($2,960) y de la misma comunidad ($3,383.68).

“Nosotros como gobierno francés, intentamos financiar los mejores proyecto con las instituciones públicas del país. A mí, me da un inmenso placer ver que el presupuesto de mis ciudadanos logre impactar en proyectos muy concretos que cambian la vida de la gente para mejor”, manifestó el embajador de Francia en El Salvador, David Izzo, quien también destacó el trabajo en conjunto realizado entre el Fonaes y la misma comunidad.

Por su parte, el presidente del Fonaes, Ricardo Evert Santamaría, explicó que en este cantón de Santa Ana han invertido desde el año 2011 un promedio de 392 mil 948 dólares en proyectos similares en otras comunidades.

 “Con mucho gusto lo estamos haciendo porque estamos asumiendo la obligación del Estado de garantizar un nivel de vida digna a sus habitantes”, dijo Santamaría.

Por su parte, los beneficiados agradecieron la ayuda, porque consideraron que ahora podrán mejorar su calidad de vida, no sólo por el ahorro económico que representará tener el agua potable en sus viviendas, sino también porque con ello mejorará la salud de sus familias y disfrutarán un poco de comodidad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación