Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Banco de leche ha beneficiado a más de cien bebés prematuros

En 2013, nacieron más de siete mil bebés, entre ellos 993 prematuros, pero fallecieron 126

Madres voluntarias en fila de espera para donar leche en el hospital San Juan de Dios de San Miguel, la cual servirá para niños de bajo peso. foto edh / JENNY VENTURA

Madres voluntarias en fila de espera para donar leche en el hospital San Juan de Dios de San Miguel, la cual servirá para niños de bajo peso. foto...

Madres voluntarias en fila de espera para donar leche en el hospital San Juan de Dios de San Miguel, la cual servirá para niños de bajo peso. foto edh / JENNY VENTURA

SAN MIGUEL. En los 15 meses que tiene de funcionar el banco de leche materna del Hospital San Juan de Dios de San Miguel, 162 bebés, que nacieron con bajo peso, han sido beneficiados con la entrega de este alimento, informó Paúl Molina, jefe del área de neonatos del centro asistencial.

El proyecto busca aumentar el peso del niño prematuro recién nacido, brindándoles leche materna ya pasteurizada a través de sondas; aunque esto no es clave para evitar algunas muertes en el nosocomio migueleño, explicó.

Y es que no a todos los bebés prematuros se les brinda la leche del banco, porque "hay algunos que sí son alimentados por sus madres; a ellos se les hace fácil succionar y están dentro del programa Mamá Canguro, que funciona también en el hospital", dijo.

Nacimientos y muertes

Según el galeno, en el 2013 nacieron 7 mil 100 bebés, de ellos, 993 fueron prematuros y fallecieron 126, mientras que en lo que va del año, han nacido 2 mil 136, de los que 314 son prematuros y han muerto 49, a pesar de los esfuerzos que se hacen con el banco de leche.

Las causas de las muertes de recién nacidos son diversas, entre ellas, porque las madres no han tenido un control prenatal, y por malformaciones congénitas, explicó.

Molina dijo que en los últimos tres años, la cifra de prematuros muertos ha ido en ascenso y que la mayoría de casos son madres menores de edad, algo que sale de la responsabilidad del hospital, aseguró.

"Si bien es cierto, tenemos una elevada muerte de niños todos los años, pero la mayoría de los casos no es cuestión nuestra que se mueran los bebés", indicó el médico.

Donantes

En lo que tiene de funcionar el banco, 2 mil 266 madres, que donaron su leche, una parte de ellas han tenido a sus bebés en el nosocomio, y el resto, llegan de forma voluntaria, explicó.

"A las madres que han dado a luz y tienen a sus bebés en el área de neonatos, les decimos que antes que vayan a darles de mamar a sus hijos, que pasen por el banco de leche donando", aseguró Molina.

Según los registros, en 15 meses que tiene de estar funcionando el banco de leche, se han recolectado 646 litros de leche. De esa cantidad, 608 fueron pasteurizados, y de ellos, entregaron a los bebés 534 litros de leche. El remanente que ascendió a 72 litros, quedó como reserva en el banco.

Según Molina, al mes obtienen 40 a 50 litros de leche que les llega de tres hospitales periféricos y de la unidad de salud del centro; sin embargo, la mayoría proviene de madres de familia que han donado su leche en el sanatorio.

El alimento lo recolectan a diario en el banco de leche, que funciona desde el 22 de febrero del año pasado, con el fin de brindar leche a prematuros que nacen con menos de cinco libras de peso.

"A los bebés se les da la leche pasteurizada a través de sonda, porque como son tan pequeños no pueden succionar del pecho de las madres", concluyó el jefe de neonatos.

Con solo 37 semanas de gestación, el bebé de Carmen Reyes lleva dos semanas ingresado en el hospital migueleño, donde es alimentado con leche del banco.

"Tal vez por mi ignorancia, no pude llevar un control adecuado en el embarazo; pero todo está marchando bien y mi bebé tendrá un buen peso", dijo la madre.

Reyes tiene la esperanza que con la leche materna pasteurizada, por medio de sonda, su niño logre subir el peso.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación