Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ballena que encalló en la playa el Icacal tenía golpes en un ojo y aleta

b El cetáceo mide 2.70 metros de largo y llegó a las orillas de la playa la noche del lunes. Pescadores trataron de regresarlo al mar y no pudieron

Pescadores y niños de la zona llegaron a ver la ballena a las orillas de la playa y lamentaban lo que le ocurría al enorme cetáceo. Foto EDH /Carlos Segovia

Pescadores y niños de la zona llegaron a ver la ballena a las orillas de la playa y lamentaban lo que le ocurría al enorme cetáceo. Foto EDH...

Pescadores y niños de la zona llegaron a ver la ballena a las orillas de la playa y lamentaban lo que le ocurría al enorme cetáceo. Foto EDH /Carlos Segovia

LA UNIÓN. Con heridas en el ojo derecho, en la aleta ventral, además de una hemorragia interna, llegó una ballena a orillas de la playa el Icacal, en el municipio de Intipucá, la noche del lunes.

Según pescadores locales, el ballenato apareció a orillas de la playa a las 10:00 de la noche del lunes y ellos trataron de introducirlo al agua, pero las lesiones en su cuerpo no le permitían pasar la zona de oleaje alto y se regresaba a la orilla.

Autoridades del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) indicaron, después de una inspección, que los golpes en el cuerpo de cetáceo eran múltiples y que además tenía una hemorragia interna.

"No sabemos con certeza qué pudo producir los golpes, pero sospechamos fue otro animal", indicó Wendy Ramos, de la unidad de comunicaciones del MARN.

Agregaron que por la cantidad de golpes y ante las pocas posibilidades de vida era mejor dejarla en su ambiente, por ello empleados del MARN, junto a pescadores ayudaron para llevar mar adentro al ballenato.

"Se tiene un pronóstico reservado porque eran golpes considerables los que presentaba", sostuvo Ramos.

Rodolfo Pacheco, del Centro de Desarrollo de la Pesca y la Acuicultura (Cendepesca), llegó a la zona para hacer inspecciones generales y explicó que tenía algunos golpes evidentes en el cuerpo.

"Presenta una lesión en el ojo derecho, además de laceraciones en la aleta ventral (parte interna de una de las aletas de la cola), que pudieron ser producidas por otro animal marino, o por el fuerte oleaje", indicó Pacheco.

Crissia Araujo, de la unidad ambiental de la Policía, dijo que "la herida en la aleta tiene como cinco centímetros, no es muy grande, pero ya se intentó introducir al mar y se regresa, le pasa algo más, que será determinado por la veterinaria", explicó Araujo.

Según explicó Pacheco, este es el segundo animal marino localizado a las orillas de playas unionenses durante este año. El primero fue un tiburón ballena localizado en la playa del caserío La Metaza, en el cantón El Tamarindo, del municipio de Conchagua.

El cetáceo fue encontrado muerto el 9 de junio de este año.

En ese caso, el origen de la muerte fue una hemorragia interna, porque el animal había consumido plásticos que le fueron encontrados en el estómago.

El año pasado, un ballenato pereció en las arenas de playa El Cuco, en San Miguel.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación