Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La "azulita" y la fábrica de sueños

La "azulita" y la fábrica de sueños

La "azulita" y la fábrica de sueños

La \"azulita\" y la fábrica de sueños

"Me siento orgulloso, es un sueño, un gran compromiso", contestó Diego Coca, de 19 años, volante central ofensivo de la selección sub-20 a la pregunta: ¿Cómo se siente representar a tu país a nivel internacional?

El triunfo de la "Azulita" por su calificación al mundial en Turquía nos llenó a todos de orgullo salvadoreño y felicidad por los atletas que integran el equipo. A pesar de que los protagonistas son los jóvenes jugadores no se ha dejado de agradecer a quienes han hecho posible que esto sucediera, pues no ha sido cuestión de un campeonato nada más. La historia de 16 de los 20 jóvenes de la selección Sub 20 comenzó en Fesa (Fundación Educando a un Salvadoreño), que desde hace 12 años trabaja con niños y jóvenes en tres áreas: académica, deportiva y de formación en valores, dándoles la posibilidad de aspirar a equipos de las grandes ligas y a una educación de calidad.

El camino hacia Turquía se emprendió hace siete años cuando Fesa comenzó a enfocarse en el área del fútbol. La mayoría de los jugadores inició su proceso de formación integral desde entonces, proceso en el que ha sido indispensable el esfuerzo, el sacrificio y la perseverancia, pues estudian y entrenan lejos de sus familias visitándoles sólo los fines de semana. ¿Qué es lo que los ha motivado a seguir adelante? "Mi fe en Dios, un sueño, cumplir mis metas desde niño y sacar adelante a mi familia y otras personas así como me ayudaron a mí", dice Jairo Henríquez, volante/delantero derecho, con buen tiro a media distancia.

A Fesa se le había considerado desde hace años una "fábrica de sueños" y, efectivamente, el mundial es un sueño hecho realidad. "Es una gran alegría", comenta el licenciado Jorge Bahaia, presidente de la fundación, "porque logramos cumplir con tres de los objetivos más importantes de Fesa: mejorarle la calidad de vida a los jóvenes a través del deporte y la educación, formar modelos a seguir y buenos referentes para la juventud, y brindarle alegría a todo el pueblo salvadoreño, que se lo merece".

Para apoyar a la Federación en el mundial, Fesa enviará a dos técnicos a recibir capacitaciones en equipos europeos de primera división (Real Madrid CF, FC Barcelona y el Bayer Leverkusen), invitando también al profesor Mauricio Alfaro, técnico principal de la Sub-20. Además subrayan la importancia de reconocer que todo ha sido resultado de un trabajo en equipo con otras instituciones como Fesfut, Indes, COES, Mined, ANSP, Fosalud y todas las personas u organizaciones que han apoyado al equipo tanto al interior como al exterior de la fundación. "Una de las claves del éxito es lograr unir los diferentes actores de la sociedad para armar un buen equipo de trabajo con miras a un objetivo común. Creo que si se logra armar este comité tendremos satisfacciones en julio en Turquía", continúa el licenciado Bahaia, refiriéndose a un comité que se formará junto con la Federación para enfrentar el reto de Turquía tan preparados como sea posible.

A este reto los jugadores van con la mejor disposición, como Jairo Henríquez, quien dice sentirse "orgulloso y privilegiado de haber entrado a Fesa que me abrió las puertas para estar en la Sub-20 realizando el sueño del Mundial…"

Muchos de los jóvenes que están en la fundación vienen de zonas de alto riesgo o de situaciones familiares muy difíciles. Estar donde están es una verdadera inspiración para todo el que piensa que no se puede superar.

Por eso les preguntamos a los jóvenes de la azulita ¿qué les dirías a los jóvenes salvadoreños que creen que alcanzar sus sueños es imposible? Esta vez fue René Gómez, volante central defensivo con buen juego aéreo, quien contestó: "No pierdan la esperanza ni sus sueños porque tarde o temprano se harán realidad, siempre y cuando se esfuercen por lograrlo, y no olvidar a Dios, porque con Su ayuda es que se hacen realidad".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación