Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Aumentó nivel de sismicidad en el interior del volcán Chaparrastique

b Durante la mañana de ayer la sismisidad interna subió hasta 500 movimientos internos por hora

Las familias de comunidades del volcán siguen viviendo en zozobra porque la actividad del coloso sigue alta. foto EDH / carlos segovia

Las familias de comunidades del volcán siguen viviendo en zozobra porque la actividad del coloso sigue alta. foto EDH / carlos segovia

Las familias de comunidades del volcán siguen viviendo en zozobra porque la actividad del coloso sigue alta. foto EDH / carlos segovia

SAN MIGUEL. La mañana de ayer, la actividad del volcán Chaparrastique se incrementó considerablemente, según indicaron los centros de monitoreo ubicados en distintos puntos cercanos al coloso.

El nivel de sismicidad comenzó a aumentar desde la mañana del lunes, cuando registraban más de 400 movimientos internos en el volcán y que las autoridades denominan RSAM por hora.

La mañana de ayer los niveles incrementaron hasta los 500 RSAM por hora, lo que alertó a los líderes comunales que fueron informados de inmediato de lo que ocurría para que se mantuvieran pendientes, pues la tendencia desde las primeras horas de la mañana fue a incrementar.

El coronel Velial Casco Roque, encargado de la base militar de rescate ubicada en el cantón Conacastal, de Chinameca, explicó que "nosotros tenemos un elemento en el centro de monitoreo en San Jorge, y precisamente nos informaba sobre el incremento sísmico dentro del coloso".

Agregó que se alarmaron porque en los últimos días la sismicidad rondaba entre los 300 RSAM, pero ayer alcanzó los 500.

Sin embargo, al mediodía de ayer, los movimientos internos comenzaron a descender y alrededor de la 1:00 de la una de la tarde rodaban 400 movimientos internos por hora.

"Cuando nos enteramos de la actividad decidimos llamar a los líderes comunales para hacerles del conocimiento de lo que ocurría, e indicarles que se mantuvieran alerta", sostuvo Casco Roque.

Mientras el volcán continuaba preocupando a las autoridades, la vida para los residentes de las comunidades más cercanas transcurría con una aparente calma.

Esa era la situación de Daysi Barahona, residente del cantón Conacastal.

La mujer sostuvo que "no hemos sentido nada, tampoco hemos escuchado retumbos, no como en la última erupción, que si se escucharon muchos retumbos antes de la erupción", dijo.

Agregó que los líderes comunales les han alertado de mantenerse pendientes de la información que les llega sobre la actividad y, si es necesario salir, estén listos para hacerlo.

Sostuvo que su vivienda está en la zona de mayor problema por deslaves o erupciones, y como muchos vecinos, está dispuesta a marcharse de la zona si las autoridades les dan facilidades para trasladarse a un lugar más seguro.

"Estamos esperando, si nos dicen que nos ayudan nos vamos, porque uno que vive acá sabe el temor que aquí se vive a diario, pensando en que en la noche puede ocurrir una desgracia", indicó la mujer.

Mientras tanto, las autoridades indicaron que continúan con el trabajo de verificación de viviendas en alto riesgo por deslaves o erupción, entre las que se encuentran cantón La Piedrita, El Carreto y La Crucita.

Eso pesar a de que dijeron que terminarían en un día para luego construir el mapa de riesgo e informar a los directamente afectados para sacarlos de la zona de riesgo.

Casco sostuvo que 125 elementos de la Fuerza Armada están trabajando en esas comisiones. Ellos identifican las zonas de posibles salidas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación