Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Se atrasan trabajos en la calle El Chupadero

b El MOP prevé finalizar las obras en junio próximo

La canaleta servirá para que el agua no mine los terrenos aledaños. Foto EDH/ CRISTIAN DÍAZ

La canaleta servirá para que el agua no mine los terrenos aledaños. Foto EDH/ CRISTIAN DÍAZ

La canaleta servirá para que el agua no mine los terrenos aledaños. Foto EDH/ CRISTIAN DÍAZ

SANTA ANA. Los trabajos en la calle El Chupadero, entre 31a. y 37a. Calle Poniente, han tenido retrasos debido a la falta de combustible y a la realización del diseño final de lo que harán en el lugar, expresó el jefe regional del Ministerio de Obras Públicas (MOP), Alexander Beltrán.

Aunque dijo que ya solventaron ambas situaciones, reconoció que algunas obras ya deberían de haberse terminado.

Entre ellas, el relleno de una de las cárcavas que mide 12 metros de profundidad y que está atrás de un centro educativo privado.

"Desafortunadamente la adquisición de recursos tiene sus trámites", dijo Beltrán.

Los trabajos iniciaron el 26 de febrero pasado; pero hasta la semana recién pasada sólo habían rellenado parcialmente la cárcava.

A partir de esa fecha tenían previsto que todo los trabajos iban a terminarlos en 60 días; ahora prevén que será en junio.

El MOP puso personal permanente para realizar los trabajos hasta el martes pasado.

Una de las primeras obras que tenían previsto realizar es la construcción de una canaleta de al menos 120 metros de longitud.

Esta tendrá caídas graduales y servirá para que el agua que atraviesa la 37a. Calle Poniente, a través de una tubería, ya no caiga directamente a la calle de tierra y mine los terrenos aledaños, tal como ha estado ocurriendo hasta la fecha.

Dicha canaleta llegará hasta una bóveda de la zona.

"Para la otra semana esperamos terminar eso porque, insisto, nos hemos atrasado; eso ya tuvo que estar finalizado", dijo Beltrán.

También harán siembra de grama, estabilización de taludes y construirán varias cunetas.

A estos trabajos se suman otros sobre la Avenida Fray Felipe de Jesús Moraga hasta la Feria Ganadera, donde esperan dejar transitable la vía.

Mientras que 13 afluentes que están desde la calle que va al cantón Calzontes Abajo hasta el volcán, ya comenzaron a ser abiertos, luego que los propietarios de los terrenos donde se encuentran los cerraran para evitar inundaciones de estos.

Estas corrientes de agua son las que ha generado los daños en la calle El Chupadero, pues por ahí ha circulado ante el cierre de su paso natural.

Una de las personas que reside cerca de la cárcava, María Guevara, expresó que en el invierno esta se rebalsa, por lo que sus humildes viviendas corren el riesgo de inundarse.

Unos vecinos tuvieron que irse luego que en octubre pasado, parte de su terreno cediera.

José Trigueros, transeúnte, pidió que las autoridad hagan obras de calidad para que la lluvia no las destruya, como sucedió en años anteriores.

"En el invierno este paso se pone intransitable; es necesario que no sólo le hagan un medio trabajo, sino que un trabajo muy bien hecho", dijo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación