Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Atrasan ordenamiento de vías en zona oriental

Varios ediles coinciden en que VMT no atiende las necesidades de la zona Alcaldías de Usulután y Santa Rosa de Lima asumieron el ordenamiento

A pesar de que La Unión es pequeña y con poco flujo vehicular, el desorden en las calles genera congestionamientos.Buses generan congestionamiento en Santa Rosa de Lima, porque las calles son muy estrechas. foto edh / Francisco Torres

A pesar de que La Unión es pequeña y con poco flujo vehicular, el desorden en las calles genera congestionamientos.Buses generan congestionamiento en Santa Rosa de Lima, porque...

A pesar de que La Unión es pequeña y con poco flujo vehicular, el desorden en las calles genera congestionamientos.Buses generan congestionamiento en Santa Rosa de Lima, porque las calles son muy estrechas. foto edh / Francisco Torres

Aunque el Viceministerio de Transporte (VMT) ofreció ordenamiento en las vías céntricas de las cabeceras de Usulután, San Miguel, Morazán y La Unión, así como en el municipio de Santa Rosa de Lima, estos no se concretarán, por la burocracia.

En las alcaldías opinan que las autoridades locales del VMT no están a la altura de las exigencias de la zona oriental y son las mismas municipalidades las que están haciendo sus propios esfuerzos para ordenar la ciudad, a pesar de que la ley les da muy pocas facultades al respecto.

Ejemplo de esto son las de Usulután y Santa Rosa de Lima donde han tomado cartas en el asunto y comenzaron, con sus recursos técnicos y presupuesto, los planes de ordenamiento, dejando de lado las opiniones del VMT.

Usulután es una muestra. La municipalidad ejecuta un plan de ordenamiento, que en su primera etapa incluye solo la instalación de señales viales, informó Geovanny Chávez, del departamento de Planificación y Desarrollo Urbano de esa municipalidad.

Esta unidad es la que hizo el estudio para determinar dónde se colocarían las señales en esta primera etapa del plan en el que solo se ha incluido el centro histórico de la ciudad.

Sin embargo, también han hecho un estudio para el cambio de rutas de buses, que serían derivadas hacia el baipás.

Esta investigación también incluye la eliminación de todos los ejes preferenciales de la ciudad, porque analizan que al quitar las unidades del centro, el paso vehicular se volverá más fluido.

En esta lógica, el retiro de ventas ambulantes, que serán ubicadas en el nuevo mercado que acaban de construir, también permitirá que los ejes sean eliminados.

Pero para lograr estos avances, las autoridades de la municipalidad usuluteca tuvieron que ir a conversar directamente con Nelson García, viceministro de Transporte.

Esto porque tras varias peticiones para reunirse con Gaspar Portillo, jefe regional del VMT, y no ser atendido, el alcalde Francisco Meardi decidió buscar al titular de esa cartera, explicó el síndico municipal Mario Braham.

El síndico asegura que el titular del VMT le dijo a la comuna que hicieran su propio plan de ordenamiento y que tras presentárselo dará instrucciones a Portillo para que se ciña a ellos.

Y aunque no hay un acuerdo firmado, sino verbal, Braham no cree que este plan vaya a encontrar obstáculos, "porque lo que nos dijo el viceministro es que nuestro plan podría entramparse solo si los transportistas estaban en contra, pero ellos ya están de acuerdo con el ordenamiento", argumentó.

El choque

En Santa Rosa de Lima se vive una situación similar. El edil Jorge Rosales cree que las autoridades locales del VMT no están a la altura de las necesidades, lejos de eso "nos están haciendo oposición desde el Estado, porque le hemos pedido tanto a Gaspar (Portillo) como al viceministro que nos atiendan, pero no lo hacen porque somos de ARENA", lamentó el alcalde.

La comuna mandó a pintar las cunetas de las calles que anteriormente fueron ejes preferenciales y han sacado al Cuerpo de Agentes Municipales (CAM) para que regule el tráfico pesado en el centro.

Rosales es enfático al asegurar que Gaspar Portillo nunca tuvo planes de ordenar Santa Rosa de Lima.

"Lo único que él quería era introducir los buses a un predio que ahora funciona como terminal, que es propiedad de tres empresarios, quienes son afines a la fórmula presidencial del FMLN. Supongo que él tendrá sus compromisos políticos con esa gente", argumentó el munícipe.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación