Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Se atrasan las obras en quebrada El Chupadero

Trabajos iniciaron en febrero pasado. Finalizarían en diciembre

Luego de compactada la tierra, se sembrará grama para evitar la erosión del suelo. Foto EDH / Mauricio Guevara

Luego de compactada la tierra, se sembrará grama para evitar la erosión del suelo. Foto EDH / Mauricio Guevara

Luego de compactada la tierra, se sembrará grama para evitar la erosión del suelo. Foto EDH / Mauricio Guevara

SANTA ANA. Las lluvias registradas durante los últimos días en la Ciudad Morena han disminuido el avance en la construcción de la canaleta que el Ministerio de Obras Públicas (MOP) y la alcaldía de Santa Ana realizan en la quebrada El Chupadero, la cual se encuentra ubicada al sur de la ciudad, entre la 31a. y 37a. Calle poniente.

Si bien el agua no ha provocado mayores daños en los trabajos, sí ha dejado un retraso de una semana en la ejecución de la obra.

El jefe regional del MOP, Alexander Beltrán, explicó que a la fecha ya se ha alcanzado un 48 por ciento de avance en la construcción, pese a que las obras iniciaron desde febrero pasado.

Asegura que por el momento toda la atención está concentrada en la construcción de la canaleta, pues buscan evitar que una lluvia fuerte eche a perder los avances.

"Las lluvias nos han complicado el avance al ritmo que llevábamos. Como está lloviendo permanentemente hay que estar pendiente de eso (la construcción), porque no nos podemos dar el lujo de que se nos venga abajo (la obra)", dijo Beltrán.

Tras haber finalizado el primer tramo de la canaleta, la idea es rellenar con tierra la barranca y, posteriormente, sembrar grama para evitar futuros daños en la obra. No obstante, estos trabajos han tenido que irse retrasando a causa de las constantes lluvias.

"Si no impermeabilizamos (el suelo) se va a erosionar, eso se tuvo que haber terminado la semana pasada. Una impermeabilización natural es sembrar grama", explicó el funcionario.

Hasta ayer, empleados del MOP trabajaban en la compactación del suelo y el inicio de la segunda etapa.

La obra al final tendrá 120 metros de longitud y contará con caídas graduales de agua, las cuales serán encausadas hasta llegar a una bóveda que ya existía en la zona.

Los encargados del proyecto consideran que, con el avance que se tiene, la canaleta ya es "una obra funcional".

Desde hace muchos años, la cárcava ha representado una amenaza para la población santaneca, principalmente para la comunidad educativa del centro escolar INSA y un colegio privado. Este último lugar, incluso, sufrió la caída de un muro perimetral de más de 20 metros el año anterior.

Asimismo, el pasado 23 de junio las autoridades reportaron la muerte de dos personas que, de forma accidental, cayeron a la barranca durante una fuerte lluvia. Estas fueron arrastradas por la correntada varios kilómetros.

Obra dañada

Esta es la segunda vez que las autoridades intervienen el problema en lo que va del año.

La primera ocasión, los trabajos iniciaron en febrero y se estipuló un plazo de 90 días para finalizar.

Sin embargo, cuando la obra llevaban el 33.20 por ciento de avance, la fuerte lluvia del 25 de mayo y otras precipitaciones posteriores, terminaron dañando todo, incluyendo los muros de contención que ya se habían construido y los 30 metros de tubería que se habían colocado para drenar el agua lluvia.

Desde entonces, el MOP tuvo que buscar una nueva estrategia que le permitiera continuar con los trabajos durante la temporada lluviosa.

Es así como los trabajos fueron retomados con normalidad apenas hasta finales del pasado mes de junio.

Inicialmente se tenía presupuestada una inversión de 300 mil dólares para la ejecución de la obra. No obstante, los daños causados por la lluvia y el cambio de diseño en el plan aumentó el presupuesto. Se estima que la inversión final rondará los 450 mil dólares.

A pesar de la intervención de las autoridades, la humedad del suelo amenaza continuar causando desprendimientos de tierra, por lo que el MOP ha colocado carpetas plásticas que permitan evitar que las paredes continúen recibiendo más agua.

El proyecto es parte de un convenio firmado entre el MOP y la alcaldía santaneca, tomando en cuenta que el lugar es competencia municipal. Se espera que la obra concluya en diciembre próximo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación