Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Atiquizaya amplía su relleno sanitario

La segunda fase fue finalizada antes de la fecha

Con adecuado manejo, la celda durará al menos tres años. La comuna ya busca más opciones. Foto EDH/ Cristian Díaz

Con adecuado manejo, la celda durará al menos tres años. La comuna ya busca más opciones. Foto EDH/ Cristian Díaz

Con adecuado manejo, la celda durará al menos tres años. La comuna ya busca más opciones. Foto EDH/ Cristian Díaz

La construcción de la segunda fase del relleno sanitario en Atiquizaya ya está finalizada, lo que permitirá a dicha municipalidad seguir depositando los desechos sólidos en el lugar, ya que la primera etapa sólo tiene una vida útil para mes y medio, tras iniciar funcionamiento en 2005.

Esta nueva fase tendrá una vida útil de tres años, que podrían extenderse porque la comuna ya busca apoyo para la edificación de una planta de compostaje con la cual prevén clasificar los desechos.

Con ello, aprovecharán lo orgánico para sólo depositar lo inorgánico, como el plástico, en el relleno.

El gerente de la unidad de medio ambiente de la comuna, Pedro Canana, señaló que la inversión asciende a $130 mil y que ya se encuentran gestionando con una dependencia gubernamental.

César Romero, de la empresa encargada de la construcción, señaló que la alcaldía puede hacer uso del relleno inmediatamente recibirlo de manera formal y que su vida útil dependerá de que sepan optimizar los espacios en la única trinchera que lo forma.

Juan García, de la empresa supervisora de la obra, dijo que la construcción inició el 12 de enero y que estaba previsto finalizarlo en cinco meses; sin embargo, lograron ejecutarlo en cuatro.

Tienen previsto entregar el proyecto el 5 de junio.

Detalles

El proyecto incluyó la edificación de 8,037.28 metros cuadrados de trinchera; 1,037.99 metros cuadrados para una laguna de lixiviados; 4,446 metros cuadrados de área verde y obras complementarias, como estación de descanso y sanitarios.

Tuvo una inversión de $392,193.91; de los cuales $92,793.91 fueron colocados por la alcaldía de Atiquizaya como contrapartida y $299,400 son provenientes del Fondo Especial de los Recursos Provenientes de la Privatización de Antel (Fantel).

Todo esto servirá para albergar 47 mil metros cúbicos de desechos, señaló Canana.

Una de las novedades que presenta la nueva fase del relleno sanitario es que, a diferencia de la primera, sólo cuenta con una trinchera. Cuando éste comenzó a operar eran 36, que luego se redujeron a dos para aprovechar los espacios existentes y que luego albergaron los desechos sólidos.

Canana dijo que, incluso, actualmente están haciendo gestiones para alargar a tres meses más la vida útil de la primera fase. Esto, a través del alquiler de una pala mecánica que les permitirá una mejor compactación de los desechos y, además, de colocar una capa de sesenta centímetros de tierra sobre estos y la compactación de los taludes. Son 225 horas que prevén contratar dicha pala mecánica.

Candelaria de la Frontera, El Refugio, Concepción de Ataco, San Lorenzo y Atiquizaya son las ciudades que depositan sus desechos sólidos en este relleno.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación